10 maneras en que los nuevos padres pueden dormir más

10 maneras en que los nuevos padres pueden dormir más

Todo el mundo habla de formas de establecer mejores hábitos de sueño para sus hijos, pero muchas veces, como padres, descuidamos nuestro propio sueño. A medida que aprenda cosas importantes sobre el sueño de los niños, es de esperar que se dé cuenta de que un mejor descanso también puede beneficiarlo.

Después de trabajar con tanta diligencia y paciencia en los problemas de sueño de su hijo, es posible que desee tomarse un tiempo para mejorar su propio sueño también.

Cómo dormir mejor

Al igual que ocurre con su hijo, la calidad y la cantidad de su sueño pueden afectar su vida entera. Descansar lo suficiente es esencial para su salud y bienestar; y aumenta su capacidad para ser un gran padre.

Los siguientes son algunos consejos útiles para mejorar adulto dormir. Puede navegar a través de la lista y probar las estrategias que crea que pueden ser útiles para usted:

  • Deja de preocuparte por el sueño. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero presionarse para que descanse bien por la noche es contraproducente. Para evitar esa horrible sensación de estar acostado en la cama preocupándose por no poder conciliar el sueño, aleje el reloj de la cama y mueva suavemente sus pensamientos hacia temas más tranquilos. Date permiso para descansar y dormir en lugar de sentirte como si debieras marcar los elementos de tu lista de tareas pendientes.
  • Configure su reloj biológico. Una vez que los niños se van a la cama, finalmente tenemos la oportunidad de ver ese programa de televisión o terminar los platos. Sin embargo, tener siempre una hora diferente para dormir y para estar despierto no es saludable. Se sentirá cansado o alerta en momentos inapropiados, y puede sentirse desincronizado. Elija una hora específica para acostarse y despertarse y manténgase lo más cerca posible de esto, todos los días.
  • Organice sus días. Los días agitados y desorganizados dan como resultado niveles más altos de estrés, lo que dificulta su capacidad para dormir bien. Tener listas de tareas diarias y estar bien organizado puede ayudarte a desconectar tu cerebro cuando es hora de ir a la cama.
  • Evite la cafeína más tarde en el día. ¡La cafeína permanece en el torrente sanguíneo entre seis y catorce horas! Esa taza de café después de la cena todavía está rondando en su sistema después de la medianoche, lo que obviamente puede hacer que sea difícil dormir profundamente. Las personas se ven afectadas de manera diferente por la cafeína en varias formas (café, té, refrescos, chocolate, etc.), así que preste atención a cómo se ve afectado.
  • Considere los efectos de otras sustancias. Es importante ser consciente de lo que estamos introduciendo en nuestro cuerpo y cómo podría afectarnos. Algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios que interfieren con el descanso. No es probable que una copa de vino o cerveza por la noche afecte negativamente el sueño; sin embargo, más de un vaso o dos pueden tener el efecto contrario y alterar la calidad de su sueño. Se ha demostrado que los fumadores tardan más en conciliar el sueño, se despiertan con más frecuencia durante la noche y tienen más episodios de insomnio..
  • Haga del ejercicio una parte de su día. El ejercicio regular y moderado puede reducir el insomnio y mejorar la calidad del sueño. La clave para utilizar el ejercicio para mejorar el sueño es mantener un patrón regular: de treinta a cuarenta y cinco minutos de ejercicio aeróbico moderado de tres a cinco veces por semana.
  • Cree un ambiente tranquilo para dormir. Mire bien su dormitorio y asegúrese de que sea propicio para un sueño saludable. Su cama, almohada y ropa de cama deben ser cómodas para usted. La temperatura no debe ser ni muy alta ni muy fría. Algunas personas duermen mejor en perfecto silencio, mientras que otras prefieren algún tipo de ruido blanco de fondo. Cubra sus ventanas si necesita oscuridad total o siéntase libre de usar una luz nocturna si un resplandor suave le ayuda a dormir mejor.
  • Come bien y come ligero. Dormirá mejor cuando su estómago no esté ni demasiado lleno ni demasiado vacío. Una comida abundante antes de acostarse mantiene a su cuerpo trabajando para digerirla durante la noche e interrumpe su sueño. Sin embargo, un estómago vacío también puede despertarlo. Un refrigerio ligero una o dos horas antes de acostarse suele ser lo mejor.
  • Establezca su propia rutina a la hora de acostarse. Es probable que haya implementado una rutina para la hora de acostarse para sus hijos y puede utilizar los mismos conceptos para su propia rutina pacífica para la hora de acostarse. Podría incluir leer, escuchar música, un baño o sentarse a tomar una taza de té. Trate de evitar apresurarse a limpiar, responder correos electrónicos o ver un espectáculo intenso justo antes de acostarse.
  • Limite el tiempo de pantalla. segundoLa luz de las pantallas puede afectar la calidad del sueño. Apague las pantallas con suficiente tiempo antes de acostarse y reemplácelas con libros u otras actividades que no sean de pantalla y que lo ayuden a relajarse.

Estas estrategias pueden ayudarlo a mejorar su propia calidad de sueño.

No dude en hablar con su médico si cree que puede tener problemas médicos que estén inhibiendo su capacidad para descansar bien. No olvides tomarte el tiempo para en esta área porque un padre que ha descansado bien es algo positivo para toda la familia.

Publicado originalmente en el blog del autor.

Etiquetas: dormir mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *