53 niños adoptados han sido devueltos en los últimos tres años

Lua de leite: os primeiros tempos com o bebé

De 2016 a 2018, 53 niños regresaron a las instituciones que habían dejado en adopción. Según los informes del Consejo Nacional de Adopciones y CASA, Caracterización anual de la situación de acogida, en 2016 se interrumpieron 19 adopciones. Al año siguiente, se devolvieron 20 niños. Los datos de 2018 aún no se han dado a conocer, pero según el Diário de Notícias, 14 niños han visto suspendido su proceso de adopción.

Estas cifras se refieren a casos en los que las adopciones fueron interrumpidas en los períodos de transición o preadopción. El primero se refiere al tiempo que el niño es visitado por los futuros padres en la institución y que dura, en promedio, de 7 a 15 días. Este último se refiere al período en el que el niño vive con la nueva familia. Esta fase suele tener lugar en los seis meses anteriores a la sentencia del tribunal que reconoce a la niña como hija adoptiva. Desde el momento en que se decreta la adopción, el niño no puede ser devuelto a la institución. Si es así, está en juego el delito de abandono de un menor.

20 procesos de adopción interrumpidos en 2017

En 2017, el año en el que se registraron más retrocesos en los procesos de integración de la adopción, se interrumpieron cinco adopciones durante el período de transición y 15 en la fase de pre-adopción. Para ocho de ellos, el período previo a la adopción había comenzado en 2016.

Según el informe del Consejo Nacional de Adopciones de ese año, de los 20 niños devueltos, 13 tenían más de siete años, 11 eran mujeres, nueve hombres y la mitad eran grupos de hermanos. Sin embargo, se realizó un seguimiento de todas las situaciones. “Tres de ellos vieron sus proyectos pasar por una fase de reevaluación; cuatro están esperando una nueva propuesta; cuatro tuvieron sus procesos paralizados por hechos supervinientes y nueve volvieron a pre-adopción, aún en 2017 ”.

En su mayoría, las interrupciones fueron motivadas por «dificultad o incapacidad de los candidatos para unirse». Solo en dos situaciones la interrupción se debió a una “resistencia recíproca entre niños y candidatos”, se puede leer en el informe.

Algunos candidatos presentaron «dificultad para afrontar los retos y exigencias del proceso», lo que denota «desconocimiento o brecha entre sus expectativas, sus recursos internos y el perfil real de los niños». También revelaron “indecisión, inseguridad, angustia o miedo al contacto con la familia biológica”.

En otros casos, el fracaso se produjo por la indisponibilidad de los candidatos, «más centrados en sus propias necesidades que en las de los niños». O porque tienen otros proyectos, profesionales o personales, incompatibles con la fase del proceso que estaban viviendo.

El documento también señala los problemas de salud, la edad o el desempleo como razones para suspender la adopción. Una última razón está relacionada con la “alteración de la dinámica familiar, resultante de la integración de nuevos miembros en el hogar, visible por las divergencias manifestadas entre la pareja, en el caso de solicitudes conjuntas, o por la resistencia de otros. elementos, como hijos biológicos ”.

14 niños devueltos a instituciones en 2018

Aunque todavía no hay datos oficiales, el Diário de Notícias dice que, el año pasado, se suspendieron 14 procesos de integración familiar. De estos, seis fueron interrumpidos durante la fase de transición y ocho en la fase previa a la adopción. Sin embargo, hay niños que han sido devueltos después de este período y otros viven con sus familias durante años. «Se devuelven cuando empiezan a crecer y dan problemas de conducta, propios de su edad», explicó al diario Rute Agulhas.

“Ya he tenido que evaluar procesos en los que las familias me han dicho que sus hijos han crecido y no les están agradecidos. O que no están a la altura de las expectativas y, por tanto, ‘lo cumpliré’. O incluso ‘me vendieron un cerdo en un pique’, como si los técnicos que estaban en proceso de adopción hubieran intentado engañarlos ”, reveló la psicóloga. “Expresiones de quienes querían un niño hecho a medida, como si hubiera receta, y quienes no la tenían. Los niños biológicos no están hechos a medida y ¿los vamos a devolver? ”, Preguntó.

En este sentido, Rute Agulhas destacó la relevancia de evaluar candidatos para adopción. “La evaluación de los candidatos es muy importante, pero no solo. Seguimiento durante el período de transición e incluso después de la adopción. Muchas familias afirman sentirse solas sin saber cómo reaccionar ante algunas situaciones. Si tuvieran más apoyo, podrían hacerlo y hacerlo correctamente ”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *