8 consejos para aliviar el estrés durante el embarazo

8 consejos para aliviar el estrés durante el embarazo

Este artículo contiene 8 consejos para aliviar el estrés durante el embarazo, una fase de la vida de una mujer tan especial y mágica. Resulta que esta magia a menudo se ve ensombrecida por momentos de estrés y ansiedad debido a los enormes cambios que se avecinan …

¡Relajarse! Sentir estrés durante el embarazo es bastante natural. Las dudas, el miedo a no poder cuidar al bebé, el miedo al parto (tocofobia), la ansiedad por el cambio que se avecina y otros pueden hacer del embarazo una montaña rusa de emociones … y estrés.

Sentir estrés y ansiedad en varios momentos durante el embarazo no debería, en principio, afectar al bebé.

Sin embargo, si está constantemente en un estado de estrés, hable con su obstetra ya que puede estar sufriendo depresión durante el embarazo. Además, el estrés extremo y constante puede provocar un parto prematuro. Es posible que su bebé aún tenga bajo peso al nacer debido al estrés materno extremo.

Si te sientes estresada y ansiosa, lo mejor es intentar aliviar esa condición lo antes posible y disfrutar de los mágicos meses del embarazo.

Por eso, hemos recopilado una pequeña guía con 8 consejos prácticos para aliviar el estrés durante el embarazo.

1. Duerma y descanse bien durante el embarazo

Sí, puede parecer una repetición de lo que escucha y lee en todas partes, pero dormir bien es esencial para una buena salud mental. Creemos que nunca está de más recordar. Durante el embarazo, el sueño reparador se combina con un embarazo saludable. Dormir bien te dejará lleno de energía, más optimista y preparado para afrontar el estrés y los problemas del día a día.

Trate de irse a la cama temprano y si no tiene una rutina de sueño, intente crear una. Si lo desea, puede usar música suave para ayudarlo a relajarse y conciliar el sueño. Durante el embarazo puedes ponerte almohadas para estar más cómoda y dormir mejor.

Es fundamental detenerse, descansar o tomar una siesta cuando se sienta cansado. Escuche a su cuerpo.

2. Siga una dieta equilibrada

Nuevamente, parece «más de lo mismo», pero nunca está de más recordar la importancia de una buena alimentación para la mujer embarazada. Además de beneficiar a tu cuerpo, minimizando la posibilidad de desarrollar diabetes gestacional, por ejemplo, y cerebral, también beneficiarás a tu bebé.

Durante el embarazo, una buena dieta no es «comer por dos» en absoluto, como a veces se escucha. Significa comer adecuadamente, con alimentos variados, saludables y con la menor cantidad de alimentos procesados ​​posible. Coma con regularidad para evitar sentirse cansado e irritable. De esta manera, puede mantenerse con energía, de buen humor y menos afectado por el estrés.

Beba mucha agua ya que la deshidratación también causa irritabilidad y mal humor. Y, por supuesto, siempre es importante recordar dejar el alcohol a un lado. Un té de manzanilla, por ejemplo, te ayudará a relajarte.

3. Ejercicio

Salvo en los casos en los que por motivos clínicos se requiera permanecer en reposo durante el embarazo, se puede practicar ejercicio físico ligero. El ejercicio durante el embarazo te hará sentir bien y relajada, además de los beneficios para tu organismo. En resumen, ayuda a aliviar el estrés.

Evite los deportes de contacto y los ejercicios violentos. Actividades como natación, caminar y yoga para embarazadas son ideales. Estos son deportes que te mantendrán en forma, te darán una sensación de bienestar y, si se realizan correctamente, son seguros para las mujeres embarazadas.

Caminar a la hora del almuerzo, por ejemplo, es beneficioso si su tiempo es corto durante la semana. Los fines de semana realizo paseos preferiblemente en plena naturaleza. Los beneficios del contacto con la naturaleza para aliviar el estrés ya han sido científicamente probados.

El yoga para embarazadas te enseñará técnicas de respiración y relajación, además de mantener tu cuerpo en forma.

Antes de decidir hacer ejercicio, es importante que hable con su obstetra.

4. Hable de sus preocupaciones

Si le preocupa un problema personal, familiar, laboral o incluso del embarazo o del feto, compártelo. Habla con tu pareja, familiar de confianza, mejor amigo, obstetra … en resumen, con alguien en quien te sientas seguro. De esta manera, puede obtener ayuda más fácilmente y así aliviar el estrés.

Con respecto a las preocupaciones sobre el embarazo y el feto, inscribirse en un curso de preparación para el parto le ayudará, ya que conocerá a otras mujeres embarazadas con las que podrá compartir sus sentimientos.

5. Preparación para la llegada del bebé

Es natural sentir ansiedad y aprensión por la nueva etapa de la vida que está por comenzar. Para aliviar el estrés durante el embarazo, intente anticipar y organizar lo necesario para la llegada del bebé. Sobre todo, sea realista. Los primeros días serán de adaptación y probablemente más desafiantes. Sin embargo, es importante no sufrir de antemano.

Asistir a clases de preparación para el parto, además de ayudar a desmitificar el parto, también es una excelente manera de aprender más sobre las necesidades de su bebé en los primeros días.

6. Concéntrese en el bebé

Aliviar el estrés durante el embarazo es muy importante ya que no es beneficioso para usted y su bebé. Entonces, cuando se sienta así, concentre su atención en el bebé. Imagina cómo será, habla con él, canta, en fin, vincula con él. A las 23 semanas de gestación, su bebé podrá escuchar su voz.

Tomarse unos minutos para relajarse con su «barriga» es beneficioso para el bebé. Así que relájese y descanse lo más posible.

7. Actualice su situación financiera

La llegada de un bebé, y el embarazo en sí, requerirán una mayor carga económica. Esto a menudo causa estrés durante el embarazo. Para aliviar el estrés durante el embarazo, haga una lista de lo que necesitará para su bebé (ver sección 5). Vea si puede pedir prestados algunos de los artículos. La ropa de bebé deja de servir rápidamente. ¿Puedes comprar algunas cosas de segunda mano? ¿Qué gastos en casa no son imprescindibles?

Si planeas hacer un baby shower, puedes hacer una lista de posibles obsequios según las necesidades que visites para el recién nacido.

También planifica los meses en los que vas a tomar la baja por maternidad y haz tus cálculos según la cantidad que recibirás. Al anticiparse a los problemas financieros, aliviará sus preocupaciones y evitará problemas.

8. Practique terapias alternativas y técnicas de relajación.

Práctica atención plena. Esta técnica de meditación parece estar demostrada para combatir la ansiedad, la depresión y el estrés durante el embarazo.

Atención plena implica ser consciente del mundo que nos rodea. De esta forma, los pensamientos negativos quedan fuera. Por ejemplo, céntrate en los sonidos que te rodean, siente el calor del sol en tu piel, presta atención a la forma en que se mueven las hojas de un árbol con el viento, a tu bebé moviéndose en la barriga …

Para el resto, hazte un masaje de relajación apto para embarazadas o utiliza aromaterapia. El aceite esencial de lavanda es, por ejemplo, muy relajante y reconfortante. Pero primero averigüe qué aceites puede usar y cómo durante el embarazo.

¿Y ahora? ¿Cuánto tiempo hace que tiene una pedicura? Ahora que está embarazada es el momento ideal. Date un capricho. ¡Tú te mereces!

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *