Aceite de hígado de bacalao: conoce los beneficios

Actifed Xarope, um aliado no combate à congestão nasal

Si menciona la expresión «aceite de hígado de bacalao», lo más probable es que haga una mueca y arrugue la nariz. El famoso aceite de pescado es conocido por sus beneficios y sabor. Al menos lo fue. Y hablamos del almíbar porque las cápsulas apenas atraviesan las pupilas gustativas.

Pero esto es solo un mito urbano. Hoy en día hay aceite de hígado de bacalao en almíbar con sabor a naranja, ¿sabes? ¡Me acabo de enterar!

Fuimos a investigar los componentes y beneficios (sí, porque hay muchos) de este versátil y rico aceite de pescado.

¿Para qué sirve el aceite de hígado de bacalao?

El aceite de hígado de bacalao es un complemento dietético que es una fuente natural de vitaminas A, D y ácidos grasos omega-3.

La vitamina A es importante para mantener la piel y la visión normales. Tanto la vitamina A como la vitamina D contribuyen al correcto funcionamiento del sistema inmunológico de niños y adultos. La vitamina D contribuye a una buena salud ósea en los adultos.

Los ácidos grasos omega-3 tienen una función antiinflamatoria. La inflamación conduce a varias enfermedades, incluida la enfermedad cardíaca. Una guía alimentaria publicada por la Dirección General de Salud indica que además del importante papel en la prevención de las enfermedades cardíacas, estos tipos de ácidos contribuyen al desarrollo normal del cerebro y las capacidades cognitivas de los niños.

Cuales son sus beneficios?

Por su riqueza en nutrientes esenciales para el desarrollo y mantenimiento de nuestro organismo, el consumo de aceite de hígado de bacalao ofrece varios beneficios.

Atención, si estás embarazada puede que no sea recomendable consumir aceite de hígado de bacalao. Pero es mejor hablar con su obstetra.

A continuación, presentamos algunos de los variados beneficios del aceite de hígado de bacalao:

  • Fortalecimiento del sistema inmunológico en niños y adultos.
  • Luchar y prevenir las enfermedades cardíacas
  • Reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Combate la aterosclerosis (grasa en sangre)
  • Promoción del desarrollo del cerebro y la capacidad de aprendizaje.
  • Mejora de la memoria
  • Alivio de los síntomas de la artritis, como dolor y rigidez en las articulaciones.
  • Apetito incrementado
  • Fortalecimiento de huesos
  • Combatir y prevenir la depresión y la ansiedad.
  • Ayuda en el desarrollo del sistema nervioso.
  • Mantiene una vista sana
  • Reduce el riesgo de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *