Adiós tarjeta social y Sia, llega la renta de la inclusión

Adiós tarjeta social y Sia, llega la renta de la inclusión

Proxy anti-pobreza: adiós a la SIA y al carnet social, llega el nuevo Rei, renta de inclusión para familias.

Archivar medidas asistenciales transitorias y fragmentadas a favor de un servicio estable y único: esta es la finalidad de la Proxy de lucha contra la pobreza, actualmente en discusión.

En particular, la Delegación tiene la intención de introducir, en lugar de la Ser y la tarjeta social, la Rei, la ingresos de inclusión: este es un beneficio mensual que inicialmente se brindará a aproximadamente 400.000 familias, vinculado al estado de pobreza absoluta.

La medida será muy similar a Sia, ya que Veo ingresos sin exceder los 3000 euros. Aún no se ha aclarado si la medida, al igual que la EIS, estará condicionada por la búsqueda activa de trabajo, formación y reciclaje de todos los miembros de la unidad familiar beneficiaria: la respuesta parecería afirmativa, ya que la finalidad de las prestaciones de apoyo a la renta es el deincluir en la sociedad los ciudadanos más pobres, dándoles la oportunidad de participar activamente en el mercado laboral. El apoyo a un fin en sí mismo, como la limosna, tendría en cambio una utilidad muy limitada.

Entonces, para entender cómo funcionará el Rei, intentemos entender como funciona la Sia, esa es la medida que será reemplazada por las rentas de inclusión, que son i requisitos para ser elegible y cuál es el programa a respetar.

Sia: como funciona

La Sia, el apoyo a la inclusión activa, es un beneficio económico disponible para familias en situación de pobreza que tienen un componente dentro de su núcleo discapacitado, uno mujer embarazada o un niño menor.

No se trata de una medida meramente asistencial, pues, como se mencionó, para obtener el beneficio es necesario que todos los miembros de la familia beneficiaria participen activamente en una programa formación, reciclaje y búsqueda activa de empleo.

El Sia se proporciona a través de un tarjeta de prepago, como la tarjeta social, que se puede utilizar para comprar víveres, necesidades básicas y medicinas, o para pagar facturas.

Sia: cantidad

La Sia, en 2017, asciende, dependiendo del tamaño de la familia, de un mínimo de 80 euros por familia hasta un máximo de 400 euros mensual. Los mismos importes deberían aplicarse también al nuevo Rei, con la posibilidad de ser integrado por las Regiones.

Sia: requisitos

Para obtener la Sia, los ingresos (para propósitos de Isee) de la familia no deben exceder 3.000 euros por año, no tienes que ser dueño bienes valiosos (por ejemplo, no debe haber autos nuevos comprados por menos de un año) y, sobre todo, toda la familia debe participar en una programa de inclusión activo: es decir, debe adherirse a un proyecto que prevea la formación y reciclaje de todos los integrantes del núcleo y la búsqueda activa de trabajo.

Los mismos requisitos deberían aplicarse también a la nueva renta de inclusión: en la práctica, si uno de los miembros de la familia no busca trabajo activamente o no sigue el programa de formación, no solo pierde el derecho al beneficio, sino que también provoca que otros perderlo miembros de la familia.

Para conocer en detalle los requisitos necesarios y ver cómo se calcula la puntuación de la unidad familiar para tener derecho al beneficio, consulte: Sia: solicitud, requisitos y puntuaciones para la nueva tarjeta social.

Sia: el proyecto de gestión familiar

Hasta ahora se han activado muy pocos proyectos de inclusión por problemas organizativos. Con la emisión de la nota ministerial del pasado 27 de enero [1]Sin embargo, el Ministerio de Trabajo establece ciertos plazos para la suscripción y activación de los programas, aclarando que:

  • Las familias que hayan presentado una solicitud de beneficio antes del 31 de octubre de 2016 y que hayan sido admitidas en el SIA deberán firmar el proyecto antes del 31 de marzo de 2017;
  • Las familias que hayan presentado una solicitud de beneficio después del 31 de octubre de 2016 y que hayan sido admitidas al SIA deberán firmar el proyecto antes del 60 días, desde el final del período de dos meses siguiente al de presentación de la solicitud.

Sia: actividades obligatorias para la familia

Al firmar el proyecto, los miembros de la familia beneficiaria de SIA se comprometen a realizar determinadas actividades, tales como:

  • aparecer en convocatorias Dioses servicios sociales la Municipalidad responsable del proyecto; el aviso, para la citación, varía desde un mínimo de 24 hasta un máximo de 72 horas;
  • buscar activamente trabaja;
  • adherirse a iniciativas para fortalecer habilidades en búsqueda activa de trabajo;
  • adherirse a iniciativas de carácter formativo oa otras iniciativas de políticas activas o activación;
  • aceptar el ofertas de trabajo congruo;
  • asegurar la asistencia y el compromiso colegio;
  • Implementar conductas de prevención y tratamiento dirigidas a proteger el salud.

En caso de repetición comportamientos irreconciliables con los objetivos del proyecto por parte de los miembros de la unidad familiar beneficiaria y en los casos que establezcan las medidas municipales individuales, los Municipios podrán revocar o excluir el beneficio.

En definitiva, si te saltas las citas, no buscas trabajo o no aceptas ofertas, o, de nuevo, no sigues las actividades formativas o descuidas tu salud, toda la familia perder dinero. Lo mismo sucederá cuando el Sia ya no esté allí y sea reemplazado por el Rei.

Nota

[1] Mlps, prot. 629 de 27/01/2017.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *