Alergia cutánea del bebé: causas, prevención y tratamiento.

Peso del bebé en el útero y salud futura.

La piel de los bebés es particularmente sensible y susceptible a la agresión y puede dañarse fácilmente. Algunas reacciones alérgicas reflejan la inmadurez y fragilidad del bebé en los primeros meses de vida. Incluso con el cuidado diario adecuado y la protección de la piel, algunos agentes pueden atacarla provocando irritación y alergias en la piel del bebé.

Cuando nace el bebé, su piel está cubierta por una capa de grasa (la llamada vérnix caseosa). Esta sustancia blanquecina tiene un doble papel; actúa como capa aislante, ayudando al recién nacido a sobrellevar la caída brusca de temperatura en el posparto, y actúa como barrera protectora frente a infecciones leves en los primeros días de vida.

Poco a poco esta grasa desaparece de la superficie de la piel y es necesario reforzar las defensas de la piel preparándola para defenderse de los agentes que provocan infecciones y agresiones ambientales.

Alergia de la piel del bebé - Mãe-Me-Quer

¿Qué son las alergias?

La alergia se adquiere o se desarrolla a través del contacto con alérgenos. Cuando el cuerpo está sensibilizado o el sistema inmunológico es atacado, el contacto repetido con alérgenos conduce al desarrollo de inflamación.

Síntomas de alergia en la piel del bebé

Los síntomas de la alergia cutánea de un bebé varían según el agente que causa la alergia en sí. Piel seca, enrojecida, irritada, descamación, picazón y pequeñas ampollas son algunos de los síntomas.

La alergia cutánea de un bebé puede tener varias causas, como:

  • Contacto con tejidos (como pañales desechables) y fibras de ropa (tejidos sintéticos, lana);
  • Detergentes y suavizantes de telas;
  • Agentes químicos presentes en productos utilizados en la higiene del bebé como talco, champú, jabones, lociones y humectantes;
  • Picaduras de insectos (consulte Picaduras de insectos y otras molestias en la piel del niño);
  • Infecciones bacterianas;
  • Pelo, ácaros y polvo de animales;
  • Sol y exceso de calor;
  • Ambientes muy secos;
  • Sudoración excesiva;
  • Alergia a la comida;
  • Medicamentos.

¿Qué otros problemas pueden causar la alergia cutánea de un bebé?

Alergia en la piel del bebé causada por enfermedades.

Algunas infecciones causadas por hongos, virus o bacterias pueden afectar la piel y provocar reacciones alérgicas en la piel:

Prevención de la alergia cutánea del bebé.

  • Lave la ropa del bebé con detergentes hipoalergénicos (especialmente si la familia es propensa al eccema);
  • Vista al bebé con ropa de algodón y evite fibras sintéticas, lana o materiales ásperos que puedan irritar la piel;
  • Baño con productos hidratantes, sin jabón. Seque la piel sin frotar, con suaves palmaditas y aplique una loción hidratante formulada para bebés;
  • Los baños deben ser cortos y el agua tibia, no caliente;
  • Después de la piscina, la piel debe limpiarse a fondo para eliminar los rastros de cloro, que seca la piel debilitándola;
  • No fume en casa o en otros ambientes frecuentados por el niño;
  • Lave los juguetes blandos, las cortinas, las alfombras y las almohadas con regularidad para eliminar los ácaros y el polvo.

Tratamiento de la alergia cutánea del bebé.

Si los síntomas de la alergia empeoran, el médico puede recetar medicamentos como corticosteroides en crema para aliviar la picazón (que se aplicarán después del baño, antes de la crema hidratante) o antihistamínicos para contener la reacción alérgica.

Debe evitar aplicar cremas con esteroides en la cara o en el área del pañal, ya que pueden adelgazar la piel sensible y empeorar el problema.

Los puntos y las burbujas no deben apretarse ni estallar, y bañarse con agua y jabón para bebés puede ayudar a acelerar la curación.

Tratamiento casero para la alergia cutánea del bebé

Para aliviar los síntomas de la alergia, puede bañarse con una infusión de copos de avena.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *