Alimentación de mujeres embarazadas de 25 a 28 semanas.

Roupa e calçado na gravidez

Durante el segundo y tercer trimestre del embarazo, gran parte de la energía producida por su cuerpo se dirige al crecimiento de su bebé. En este punto, su útero comienza a prepararse para el parto haciendo pequeñas contracciones. Conozca las principales recomendaciones para la alimentación de la embarazada de 25 a 28 semanas.

Alimentación de mujeres embarazadas de 25 a 28 semanas.

Pregunta del mes

¿Qué cambia en el tercer trimestre?

Entrar en el último trimestre del embarazo tiene un gran impacto emocional en la mujer embarazada. Además de cansancio mayor y justificable, y algunos síntomas característicos como estreñimiento o hinchazón, las necesidades energéticas también son mayores que en el segundo trimestre.

En el segundo trimestre del embarazo, necesita aumentar a alrededor de 450 kcal por día (en comparación con lo recomendado para mujeres no embarazadas), lo que debe lograrse mediante un aumento en el consumo de alimentos saludables y no «alimentos reconfortantes» como dulces y botanas.

Nutriente destacado en la dieta de las embarazadas de 25 a 28 semanas

Hierro

El hierro es un mineral muy importante para el desarrollo de la placenta, el bebé y los glóbulos rojos. El bebé adquiere (y acumula) la mayor parte de sus reservas de hierro durante el último trimestre y de las reservas de la madre.

De esta manera, es muy Es difícil llegar a las recomendaciones de hierro exclusivamente a través de los alimentos. por lo tanto, después de la semana 20 de gestación, se recomienda la suplementación con hierro, utilizando un suplemento de sulfato ferroso.

Hierro en el embarazo y alimentos ricos en hierro

4 Consejos sobre la alimentación de mujeres embarazadas de 25 a 28 semanas.

1. Ingesta de vitamina C

La absorción de hierro aumenta si se toma al mismo tiempo que la vitamina C, por lo que acompañar tu harina de carne / pescado / huevo con verduras ricas en vitamina C (pimiento, col, berros) es una excelente opción.

2. Atención al calcio como postre

A diferencia de la vitamina C, el calcio disminuye la absorción de hierro. Por lo tanto, evite los platos de carne / pescado / huevo con productos lácteos (por ejemplo, con crema y queso) o yogures y otros dulces con leche de postre.

3. Atención a los alimentos salados

Aunque la hinchazón es normal en esta etapa del embarazo, los alimentos con una gran cantidad de sal agravan el problema. Por lo tanto, evite las comidas preparadas, los caldos, las salsas, los bocadillos y otros bocadillos.

4. Diversificar las fuentes de hierro

La primera idea que tenemos de un alimento rico en hierro es el bife de res, sin embargo el pescado (como el jurel y la achicoria) y el huevo tienen la misma cantidad por 100g.

Anemia en el embarazo: causas, síntomas y tratamiento.

Utilice nuestra calculadora de embarazo para calcular la edad de su embarazo y averiguar la fecha probable de parto.

Alimentar a la embarazada semana a semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *