Alimentación de mujeres embarazadas de 37 a 42 semanas.

Alimentación de embarazadas de 37 a 42 semanas.

Con el fin del embarazo acercándose, el aumento de peso, el cansancio acumulado y la ansiedad provocada por la fecha del parto pueden dejarla sin apetito. Conoce las principales pautas para la alimentación de la embarazada de 37 a 42 semanas y que la ayudarán a superar algunos síntomas como la dificultad para conciliar el sueño y prepararse para el parto.

Alimentación de mujeres embarazadas de 37 a 42 semanas.

Pregunta del mes

¿Qué hacer para dormir bien al final del embarazo?

En el tramo final del embarazo, el descanso comienza a verse comprometido, ya sea por dificultades de posición o por ansiedad. Entonces, además de relajarse y buscar soluciones que acaricien la barriga, existen alimentos que pueden desempeñar un papel importante en la calidad del sueño.

Estos alimentos son esencialmente alimentos ricos en triptófano, un aminoácido esencial que utiliza el cerebro para producir serotonina, que regula el sueño, y melatonina, una hormona que induce el sueño y promueve la buena calidad.

La importancia de la vitamina B6 en el embarazo

Nutriente destacado en la dieta de las embarazadas de 37 a 42 semanas

Vitamina K

La vitamina K tiene un papel central en la coagulación sanguínea y, por tanto, es de gran importancia en el tramo final para preparación del momento de la entrega. Como ayuda con la coagulación, previene el sangradoy también promueve la curación y menor riesgo de hematomas.

Además, también juega un papel importante en el mantenimiento de la salud ósea y el crecimiento celular. Entre las fuentes de vitamina K destacan las verduras y frutas de hoja verde.

La importancia de las vitaminas y minerales en el embarazo

4 Consejos sobre la alimentación de mujeres embarazadas de 37 a 42 semanas.

1. Consumir verduras de hoja verde

Los berros, la col rizada, las espinacas y las hojas de nabo son buenos ejemplos de fuentes de vitamina K que debe incluir en su dieta.

2. No olvides el kiwi

El kiwi es una buena fuente de vitamina K, pero también de vitamina C (más que la naranja) y, por lo tanto, es excelente para fortalecer la inmunidad.

3. No olvide los frutos secos

Los frutos secos son uno de los alimentos más ricos en triptófano y también son ricos en magnesio, que juegan un papel importante en la formación de serotonina y la relajación muscular.

4. Beber infusión de manzanilla

Además de no tener cafeína, la infusión de manzanilla incluso tiene propiedades calmantes (debido a la apigenina antioxidante). Prefiera los sobres que se venden en los supermercados en lugar de hacer la infusión usted mismo, por razones de dosis y seguridad microbiológica.

Té de manzanilla: beneficios para la salud

Utilice nuestra calculadora de embarazo para calcular la edad de su embarazo y averiguar la fecha probable de parto.

Alimentar a la embarazada semana a semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *