Alimentos para la anemia: suplementos y alimentos

Alimentos para la anemia: suplementos y alimentos

La anemia es una enfermedad muy prevalente, que conduce a situaciones de debilidad generalizada. ¿Pueden los alimentos curar la anemia? ¿Necesito suplementación? ¿Cómo deben ser los alimentos para la anemia? Descúbrelo todo en este artículo.

Alimentación para la anemia

¿Pueden los alimentos curar la anemia?

Por lo general, sí, siempre que busque apoyo profesional especializado. Aunque puede haber casos más complicados que requieran otro tipo de seguimiento y tratamiento, la intervención nutricional es la más importante para quienes padecen anemia.

La alimentación es particularmente importante en el caso de anemia deficiencia de hierro (anemia ferropenia), que afecta aproximadamente al 12% de la población mundial.

¿Necesito suplementación?

Depende de los casos. En casos de anemia profunda será necesaria la suplementación nutricional (en la mayoría de los casos, con hierro), teniendo en cuenta que la alimentación puede no ser suficiente para normalizar los niveles en el momento adecuado para que los síntomas no empeoren.

Por eso es tan importante que el diagnóstico (análisis de sangre) y el seguimiento médico se realicen temprano.

La suplementación es particularmente importante en mujeres en edad fértil con anemia, ya que sus necesidades son mayores debido a la pérdida de sangre durante la menstruación.

Alimentación para la anemia

Los alimentos que pueden combatir la anemia son esencialmente alimentos ricos en hierro, ya que sin él el cuerpo no puede producir hemoglobina y glóbulos rojos.

Entre los alimentos ricos en hierro encontramos:

  • Carne de vaca (la carne de res tiene más hierro que las aves de corral);
  • Pez (valores similares a la carne);
  • Huevo (valores similares a la carne).

Hay otros alimentos ricos en hierro, pero en los que está menos disponible (es decir, se absorberá menos):

  • Leguminosas (frijoles, frijoles, guisantes, frijoles);
  • Frutos secos (nuez);
  • Vegetales (espinacas, brócoli).

¿Qué otras precauciones alimentarias para la anemia se necesitan?

1. Aumente su consumo de vitamina C

La vitamina C aumenta la absorción de hierro. Así que comer frutas y verduras ricas en vitamina C (kiwi, naranja, fresas, brócoli, pimientos …) es una forma de ayudar a incrementar la cantidad de hierro que es absorbido por el organismo.

2. Evite los alimentos ricos en calcio en las comidas principales.

El calcio tiene el efecto opuesto a la vitamina C y, como tal, disminuye la absorción de hierro. Entonces, si come, por ejemplo, un bistec para la comida principal y un yogur para el postre, el hierro del bistec se absorberá mucho menos.

Luego, debe evitar los postres con leche y productos lácteos, así como el queso, la leche o la crema en el plato principal.

3. Evite la cafeína

Al igual que el calcio, la cafeína puede contribuir a una menor absorción de calcio. En el caso de la anemia, conviene evitar tomar café, té y refrescos (por ejemplo, a base de cola o tés helados). Las bebidas alcohólicas también pueden ser perjudiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *