Ambliopía u «ojo vago»: causas y tratamiento

Sexualidade infantil

La ambliopía, también conocida como «ojo vago» u «ojo vacío» es la causa más común de problemas de visión en los niños. La visión disminuida del niño puede afectar uno o ambos ojos. En casos de diagnóstico y tratamiento tardíos, este trastorno puede tener graves consecuencias, a saber, pérdida permanente de la visión.

La ambliopía afecta alrededor del 2 al 3% de los niños y generalmente se desarrolla antes de los dos años. Sin embargo, cualquier niño menor de ocho años puede desarrollar ambliopía.

Ambliopía u «ojo vago»

La ambliopía se refiere a la visión reducida causada por problemas que afectan el desarrollo normal de la visión durante la primera infancia.

La visión es el sentido menos desarrollado al nacer. La maduración de la visión, como otros aspectos del desarrollo infantil, se produce a través de la interacción de los genes con la experiencia. Por ello, la estimulación visual de los bebés es un aspecto fundamental de su desarrollo.

¿Qué es la ambliopía?

La función de los ojos es enviar imágenes (estímulos visuales) a través de la retina al cerebro (corteza visual), donde se interpretan.

En la ambliopía, el cerebro recibe dos imágenes diferentes de lo mismo (una buena imagen y una imagen borrosa, esta última enviada por el “ojo vago”).

Como el cerebro no puede fusionar las dos imágenes, suprime una de ellas (la que es peor, menos clara) y retiene solo la mejor imagen (es decir, la enviada por el “ojo dominante” o el ojo no ambliope).

Signos y síntomas de ambliopía

La visión deficiente del niño es el primer síntoma del trastorno. Sin embargo, en los primeros años de vida, al niño le resulta muy difícil verbalizar su discapacidad visual y, muchas veces, los padres solo se dan cuenta del problema tarde.

El diagnóstico temprano de los problemas de salud es esencial para un tratamiento exitoso. Según los expertos, la primera consulta de oftalmología debe realizarse antes de los 3 años o antes de esa edad, si los padres o el pediatra detectan signos y síntomas sospechosos.

¿A qué señales debes estar atento?

  • Si el niño entrecierra los ojos para tratar de ver mejor;
  • Si el niño se acerca demasiado a los objetos para ver con claridad (televisión, libros);
  • Si el niño cubre un ojo con la mano para ver mejor;
  • Si un ojo no apunta en la misma dirección que el otro (estrabismo);
  • Si el niño se queja de los colores de la cabeza cuando va al cine o mira la televisión.

Algunas enfermedades de carácter hereditario, como la miopía o el estigma, por ejemplo, también pueden ser el origen del problema.

Causas de la ambliopía

La ambliopía es una condición que resulta de la falta de estimulación de la corteza visual durante la niñez. Diferentes razones pueden conducir a este cambio en el desarrollo de la visión:

  • Estrabismo – siendo una de las causas más frecuentes de ambliopía, se caracteriza por una evidente desalineación de los ojos;
  • Anisometropía cuando hay una diferencia en la graduación entre los ojos;
  • Cascadas congénitas situación que provoca una disminución de la estimulación de la corteza cerebral y la consiguiente privación de la visión en los primeros meses de vida.

Tratamiento de la ambliopía

La corrección de la ambliopía varía según la causa subyacente. Tras el diagnóstico, realizado mediante una prueba de visión, se definirá el tratamiento más adecuado, que puede consistir en:

  • Usar lentes con graduación para corregir errores como la hipermetropía (dificultad para ver de cerca);
  • Dominar la oclusión ocular el ojo que «ve mejor» se cubre con un vendaje para estimular el ojo vago;
  • Cirugía de cataratas para estimular la corteza visual.

¿Cómo puede evolucionar una situación de ambliopía?

La ambliopía puede volverse irreversible si no se diagnostica y trata antes de los ocho años, momento en el que el sistema visual ha madurado. Por tanto, el éxito del tratamiento depende de factores como:

  • Edad del niño (hasta 8 años);
  • Diagnostico temprano;
  • Gravedad de la ambliopía;
  • Colaboración de padres / familia en el cumplimiento del tratamiento prescrito por el oftalmólogo.

Dentista por primera vez, ¿a qué edad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *