Anécdotas de Joaozinho: ¡reímos con la familia!

Anécdotas de Joaozinho: ¡reímos con la familia!

Anécdotas de Joaozinho: ¡reímos con la familia! Joãozinho es un niño que va a la escuela y se caracteriza por sus respuestas inusuales al maestro. Este niño de ficción es un poco irreverente e inteligente (o «inteligente») porque hace deducciones y saca conclusiones extrañas e inesperadas.

Así, las anécdotas de Joãozinho resultan divertidas, pero muchas secas y hasta sin broma a primera vista. Muchos están relacionados con la escuela, en la que Joãozinho nunca le da la respuesta correcta al maestro. En algunas anécdotas de Joãozinho, sugiere que es un mal alumno con las respuestas que da; al contrario, en otros actúa como un “chico inteligente”, tomando las preguntas al pie de la letra. Las respuestas demuestran perspicacia y sagacidad.

Y como reír con la familia es bueno y saludable, hicimos una selección de anécdotas de Joãozinho, el niño que ha hecho reír a generaciones.

Anécdotas de Joãozinho

Joãozinho llega a casa y le dice a su padre: – ¡Papá, hoy recibí las notas! – Entonces, ¿dónde están? – dijo el padre.- ¡Los pedí prestados! – ¿Pero por qué? – Porque mi amigo quería asustar a su padre.

La madre le pregunta a su hija:– ¿Dónde estabas?– En casa de Joãozinho. Él era el médico y yo el paciente. – responde la niña.La madre se levanta de un salto de la silla y grita:– ¡¡¡¿Médico?!!!Y la hija responde:– Médico del sector público … ¡ni siquiera me respondió!

El maestro pregunta: – ¿Por qué te rascas tanto la cabeza, Joãozinho? El niño responde: – ¡Es por un piojo muerto, maestro! – ¿Todo esto por un piojo muerto? Él responde: – ¿Son los parientes vinieron al velatorio!

Joãozinho fue al médico con su amigo y el médico le preguntó:– ¿Que quieren ellos?Joãozinho respondió:– ¡Señor doctor, me tragué una canica!– Y tu amigo, ¿qué quieres?– Está esperando la canica. ¡Fue su!

La madre le pregunta al hijo: – Joãozinho, ¿qué estás estudiando? – Geografía, madre. – Entonces dime: ¿dónde está Inglaterra? – Está en la página 83, madre.

El maestro le pregunta a Joãozinho:– Joãozinho, ¿por qué no hiciste tu tarea?Y él respondió rápidamente:– Vaya, porque vivo en un apartamento.

El maestro pregunta en el aula: – Joãozinho, cincuenta vacas pasan por una ciudad. Uno muere, ¿cuántos quedan? – Uno queda. Los demás continúan su viaje.

El maestro señala el mapa y dice:– Hoy nos vamos a Alemania …Joãozinho dice:– ¡Oh maestra, espera un poquito que tengo que decírselo a mi madre!

La maestra pide a los alumnos que digan reglas de buen comportamiento en los restaurantes que ya han escuchado de sus padres. – dijo un niño.- Comer con la boca cerrada. respondió otro estudiante Todos los estudiantes hablaron, excepto Joãozinho. Entonces el maestro le pregunta: – ¿Qué dicen los padres cuando vas al restaurante, Joãozinho? – ¡Dicen que pidas algo barato!

El profesor de portugués le pregunta a Joãozinho:– En la oración «El marido llega a casa por sorpresa y encuentra a su mujer en la habitación», ¿Dónde está el chico?– Si no está dentro del armario, debe estar debajo de la cama.

En la clase de Historia, el profesor pregunta: – Joãozinho, menciona algo importante que existe hoy y que no existía hace 10 años, y el niño responde rápidamente: – ¡Yo!

Joãozinho llega muy tarde a la escuela y el profesor pregunta:– ¿Qué te ha pasado?– ¡Fui atacado por un cocodrilo!– ¡Oh Dios mio! ¿Estás bien, Joãozinho?– Sí, estoy bien, pero el trabajo de matemáticas se lo comió todo …

En la escuela, la maestra le pide a Joãozinho que diga una palabra que empiece con la letra C. Joãozinho responde: – Escoba – ¿Y dónde entra la letra C en escoba? – En el mango.

La madre le pregunta a Joãozinho:– Joãozinho, ¿por qué no juegas más con Pedrinho?– Madre, ¿te gustaría estar con alguien que fuma, bebe y maldice?– ¡Por supuesto que no, Joãozinho!– Bueno, es madre, a Pedrinho tampoco le gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *