Apendicitis: síntomas, causas y tratamiento

cucu

La apendicitis es una inflamación del apéndice. Como no todos los síntomas de la apendicitis aparecen juntos, o progresan desde un dolor abdominal cerca del ombligo hasta un dolor más severo y localizado en el área del apéndice, el diagnóstico puede requerir varias visitas al hospital.. Si no se trata de manera oportuna, la apendicitis puede provocar complicaciones graves como perforación o septicemia..

Apendicitis: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué es el apéndice?

El apéndice es una estructura de unos 5 cm que se ubica en la parte inicial del intestino grueso, o colon, en el lado derecho del abdomen. Es una tubería pequeña sin salida.

En este pequeño tubo, las bacterias forman parte de forma natural de la flora intestinal. Si, por alguna razón, la conexión del apéndice con el intestino se obstruye, se cumplen las condiciones para que se desarrolle un proceso inflamatorio.

¿Qué es la apendicitis?

Es una enfermedad extremadamente común que afecta aproximadamente al 7% de la población, por lo que es una de las principales emergencias médicas a nivel mundial. Ocurre con mayor frecuencia entre los 10 y los 20 años de edad, siendo poco frecuente en niños más pequeños.

La apendicitis aguda es la principal causa de cirugía abdominal urgente en niños. Si no se trata de manera oportuna, pueden ocurrir complicaciones como perforación o septicemia.

Causas de la apendicitis.

La causa más frecuente de apendicitis es la obstrucción de la conexión entre el apéndice y el intestino.. De esta forma, las bacterias intestinales que quedan atrapadas en el apéndice se desarrollan en exceso, dando lugar a una inflamación.

Esta obstrucción suele ser causada por materia fecal, pero también puede ser causada por un cuerpo extraño, tumores, ganglios linfáticos agrandados, formación de membranas, etc.

A menudo, el proceso inflamatorio en sí mismo, al aumentar la presión dentro del apéndice, puede desplazar cualquier cosa que esté obstruyendo el paso, resolviendo el problema. Cuando esto no sucede, es necesaria una intervención médica inmediata.

Diagnóstico

El diagnóstico de apendicitis no es inmediato y no siempre es fácil, ya que los síntomas son similares a los de otras enfermedades como infecciones urinarias, infecciones ginecológicas o gastroenteritis. Por tanto, un reconocimiento médico es fundamental.

Los síntomas de la apendicitis.

Pueden ser síntomas de apendicitis.:

  • Dolor repentino que comienza alrededor del ombligo y se desplaza hacia el lado derecho de la parte inferior del abdomen;
  • El dolor se vuelve más intenso al intentar moverse;
  • El dolor se acompaña de náuseas, vómitos, pérdida de apetito y fiebre;
  • El dolor dura unas horas;
  • Tensión del abdomen;
  • También pueden ocurrir cambios en la función intestinal, como diarrea o estreñimiento.

El médico, además de observar los síntomas descritos, realiza una observación del paciente con palpación del abdomen, solicitando también análisis de sangre y orina. Puede ser necesario realizar una tomografía computarizada o una resonancia magnética, o una cirugía exploratoria si se sospecha una perforación.

Que hacer

En presencia de uno o más de los síntomas descritos anteriormente, busque ayuda médica inmediata. Evite comer o beber y no tome ningún analgésico, ya que esto dificultará el diagnóstico.

Tratamiento de la apendicitis.

La cirugía para extirpar el apéndice, llamada apendicectomía, es la única forma de tratamiento. El apéndice inflamado se extrae mediante una pequeña incisión en el abdomen o mediante laparoscopia. La cirugía suele ir acompañada de tratamiento con antibióticos y requiere hospitalización durante uno o dos días.

Peritonitis

Si el apéndice no se quita a tiempo, puede perforarse y liberar bacterias en la cavidad abdominal. Esto puede conducir a situaciones mucho más complicadas como la formación de abscesos o peritonitis.

Se trata de una inflamación de la membrana que recubre la cavidad abdominal y recubre los órganos del abdomen (peritoneo). La peritonitis puede provocar una infección generalizada que puede ser mortal.

Recuperación

La recuperación tarda entre una y dos semanas. Después de este período, el niño puede volver a la escuela. La apendicitis no es una situación contagiosa y, por lo tanto, no es necesario un cuidado especial en contacto con otros niños.

Durante un mes, no debes asistir a clases de educación física ni realizar grandes esfuerzos físicos. Sin embargo, estas recomendaciones serán dadas por el médico tratante al momento del alta, de acuerdo con la condición y recuperación del niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *