Cianosis: que es, que causas y síntomas

Cianosis: que es, que causas y síntomas

Muy común en los niños, la cianosis puede indicar un cuadro clínico de enfermedades cardíacas, pulmonares, sanguíneas y manifestarse a través de tos, agitación, fiebre, dificultades respiratorias, entre otras.

Cianosis

¿Qué es?

La cianosis se caracteriza por el color azulado de la piel y / o membranas mucosas que se manifiesta cuando la sangre circula por todo el cuerpo sin (o con poco) oxígeno, sangre que tiene un color más azulado y menos rojo.

Según pedipedia, es un síntoma clínico común en la edad pediátrica.

Tipos de cianosis

La cianosis puede ser el resultado de varias enfermedades según su tipo. Esto se puede clasificar en dos tipos:

  • Cianosis periférica: solo la piel es de color azulado y la lengua y la mucosa oral permanecen en su color «natural», rosa.
  • Cianosis central: tanto la piel como la mucosa oral tienen un color azulado, porque la cantidad de oxígeno que circula en el cuerpo sufre una fuerte caída.

Causas de la cianosis

Las causas varían según el tipo de cianosis diagnosticada.

En los casos de cianosis periférica, su manifestación es la exposición al frío y se puede ver con mayor facilidad en las extremidades del cuerpo (manos y pies) y puede ser causada por:

  • Trombosis periférica;
  • Trastornos de la sangre con una alta cantidad de hemoglobina (responsable del transporte de oxígeno en la sangre) – policitemia;
  • Infecciones generalizadas: sepsis;
  • Insuficiencia cardiaca;
  • Enfermedad de Raynaud.

En el caso de la cianosis central, las principales causas son:

  • Enfermedades cardíacas;
  • Enfermedades pulmonares, que pueden ser infecciosas (como neumonía) o pueden cambiar su estructura, como una hernia diafragmática, por ejemplo;
  • Condiciones físicas que alteran el funcionamiento de las vías respiratorias superiores;
  • Enfermedades neurológicas que causan una ventilación inadecuada de los pulmones: hemorragia intracraneal, edema cerebral, infección del sistema nervioso central y enfermedades musculares;
  • Patologías que interfieren con la expansión del tórax, como neumotórax, distensión abdominal, obesidad infantil e hipoplasia pulmonar;
  • Hemoglobinopatías (trastornos de la sangre que hacen imposible que el oxígeno se una a la hemoglobina).

Síntomas

Dependiendo de la condición patológica que cause, esta condición puede dar lugar a varios síntomas.

En la cianosis central de origen pulmonar, los síntomas más comunes entre los niños son:

  • Agitación;
  • Tos;
  • Ronquera;
  • Dificultades respiratorias, como respiración acelerada y retracción de los músculos que ayudan a respirar;
  • Fiebre.

En el caso de su manifestación derivada de una causa cardíaca, mayoritariamente visible en los recién nacidos en las primeras horas de vida, la cianosis puede no presentar ningún síntoma más que el color azulado de la piel.

Tratamiento

En primer lugar, es necesario realizar un cribado para ver qué tipo de cianosis y realizar exámenes complementarios para descubrir la posible causa.

Si es periférico, es importante excluir causas que no implican necesariamente un tratamiento médico inmediato. Pero, si es fundamental, es imperativa la observación inmediata por parte de un pediatra.

Sin embargo, en todos los casos, la medición de la concentración de oxígeno en la sangre debe realizarse, ya sea mediante un sensor que se conecta a un dedo o al lóbulo de la oreja, o mediante un análisis de gases en sangre arterial. Además, se pueden realizar otras pruebas diagnósticas complementarias para determinar la causa del bajo nivel de oxígeno en sangre, como radiografía de tórax, ecocardiograma, cateterismo cardíaco, pruebas de función pulmonar, entre otras.

Por lo general, cuando es necesario, el tratamiento inicial es la oxigenoterapia, en la que el oxígeno y el nitrógeno se separan del aire, lo que permite que el niño reciba oxígeno purificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *