¿Cómo detectar cambios en la visión del bebé y del niño?

Los sentidos son de vital importancia en el desarrollo motor y psíquico. Todos los sentidos son importantes como herramientas que permiten explorar el mundo exterior, adquirir nuevos conocimientos y establecer relaciones sociales, y la visión tiene un aporte fundamental para el desarrollo integral del niño. En este artículo, aprenda cómo prevenir y detectar cambios en la visión..

Saber detectar cambios en la visión es fundamental para el correcto diagnóstico y tratamiento precoz y oportuno de cualquier problema que afecte la agudeza visual del niño.

¿Cómo evoluciona la visión del bebé?

La visión es el sentido menos desarrollado del recién nacido a pesar de que la estructura del aparato visual está completamente formada al nacer. En las primeras semanas de vida, el bebé solo puede enfocar a pequeñas distancias (la distancia del rostro de la madre al pecho) y distinguir colores de altos contrastes (negro / blanco).

Solo alrededor de los 3 a 4 meses de edad podrá distinguir los colores. A los 8 meses, el bebé es el maestro de una visión prácticamente perfecta, aunque el desarrollo de la función visual continúa hasta los 6/7 años (ver Cómo ve el recién nacido a sus padres).

El cerebro necesita “aprender a ver”, y estimular el sentido de la vista con juguetes y actividades adecuadas para la etapa de desarrollo del bebé / niño es un aspecto fundamental de la pediatría.

¿Cómo detectar cambios en la visión?

1. Examen del recién nacido

El cuidado de la vista comienza poco después del nacimiento. Junto con otras pruebas, el médico comprueba si hay problemas oculares congénitos, evalúa la reacción de las pupilas a la luz, el movimiento de los ojos y el seguimiento ocular de una fuente de luz.

Se puede aplicar un ungüento antibiótico para prevenir infecciones adquiridas al pasar por el canal del parto, como la clamidia, una infección causada por una bacteria.

2. Visitas periódicas al pediatra / oftalmólogo

Los primeros tres años de vida son cruciales en todas las facetas del desarrollo infantil. La habilidad visual no es una excepción.

En las consultas de rutina con el pediatra, la salud visual será uno de los puntos bajo observación. También se recomienda hacerse exámenes oculares completos anualmente, a partir de los 6 meses de edad. El objetivo es evaluar la agudeza visual y prevenir alteraciones de la visión como el estrabismo (defecto en la alineación de los ojos) o la ambliopía (el llamado ojo vago).

El estrabismo, por ejemplo, puede aparecer a los 3 meses. Si notas que tu bebé está constantemente mirando hacia adentro o hacia afuera y si la situación no mejora después del 5 o 6 mes, debes llevarlo al especialista.

3. Observación de padres / educadores

La mayoría de los casos de pérdida de agudeza visual se detectan en la edad escolar, cuando el niño se queja de la dificultad para leer la tabla. La observación de los hábitos del niño por parte de las personas más cercanas a él es fundamental. Para diagnosticar cualquier alteración en la visión, se recomienda llevar al niño a una consulta de oftalmología antes de los 5 o 6 años, antes de ingresar a la escuela.

Señales de advertencia en la visión de los niños

Algunos signos y síntomas de problemas de visión en niños incluyen:

  • Dolores de cabeza al ir al cine o mirar televisión;
  • Enfoque cada vez mayor de la lectura de la junta escolar, libros o televisión;
  • Cierra los ojos a medias para ver;
  • Rasca los ojos;
  • Ojos rojos;
  • Desalineación constante de uno o ambos ojos;
  • Ojos llorosos y llorosos (conductos lagrimales bloqueados);
  • Párpados enrojecidos o con costra (puede ser un signo de infección ocular);
  • Sensibilidad a la luz, especialmente en bebés;
  • Pupilas blancas (puede ser un signo de problemas con la retina o cataratas);
  • Dificultad para seguir objetos y personas.

Si los padres padecen miopía o estigma, ejemplos de enfermedades de carácter hereditario, las visitas de rutina al pediatra o al especialista ayudarán a detectar y corregir el problema de manera oportuna.

Primeros exámenes del recién nacido

Descubra qué son las curvas de crecimiento y para qué sirven y cómo se realiza la evaluación de la circunferencia de la cabeza, el peso y la longitud del bebé y del niño.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *