Cómo reconocer el manchado de la menstruación y las fugas de implantación. – Concebir

Come riconoscere lo spotting da mestruazione e le perdite da impianto

Para algunas mujeres, el inicio del embarazo coincide con la presencia de pérdidas de sangre, muy similares a las que anuncian la llegada de la menstruación, debido a la implantación del embrión en el útero. Distinguir estos de los demás no es fácil ya que solo una prueba puede confirmar realmente la concepción y, por tanto, el inicio de la gestación o no. Sin embargo, al analizar otros síntomas, quizás sea posible intentar comprender qué es realmente.

FUGAS DE LAS PLANTAS: POR QUÉ OCURREN

La primera señal que podría encender una campana de esperanza (si está tratando de tener un bebé) es que las fugas de implantación generalmente ocurren unos días antes del manchado que anuncia la llegada de su período. De hecho, en un ciclo regular de 28 días, la menstruación ocurre 14 días después de la ovulación. Las pérdidas de implantes, en cambio, pueden aparecer de 7 a 12 días después, es decir, unos días antes de la llegada del ciclo. No es una ley, por supuesto, y el supuesto es que el cilo es de hecho regular. Además, para complicar las cosas, también hay que decir que la presencia de sangre tras la implantación es un fenómeno bastante raro que afecta a alrededor del 10% de las mujeres. Para el 90% restante esto ocurre sin ningún síntoma particular, ni siquiera los clásicos calambres que suelen preceder a la llegada de la menstruación.

Las causas son conocidas. Se trata de de la sangre procedente de la rotura de los capilares del endometrio cuando el embrión se anida en el útero.

DURACION Y COLOR

En comparación con un ciclo menstrual normal, las pérdidas de implantación tienen una duración más corta. Por lo general, de hecho, tienden a desaparecer después de uno o dos días de su aparición. El color también es diferente: la menstruación, de hecho, tiene un color rojo brillante muy intenso. Se producen pérdidas debido a la anidación de embriones. con un color bastante claro, rojo pálido si no rosa. No muy abundantes, de hecho son el resultado, como decíamos anteriormente, de la rotura de los capilares. Y es por eso que en términos de color y cantidad son profundamente diferentes de la menstruación.

Normalmente, no hay otros síntomas asociados con estas pérdidas que puedan poner a la mujer en el camino correcto para comprender qué es: náuseas, fatiga, calambres abdominales pueden, de hecho, estar asociados tanto con manchado premenstrual como con embarazo temprano.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *