cuáles elegir, cuáles evitar y por qué debería hacerlo

cuáles elegir, cuáles evitar y por qué debería hacerlo

Moras…

Si el tuyo es un embarazo fisiológico y sin ningún problema particular, ¡la respuesta es sí! ¡Puedes hacerlo! 😉

La única recomendación que me gustaría darte, para estar tranquilo, es que siempre hables de ello con el ginecólogo o matrona que te esté siguiendo.

En general, durante los nueve meses siempre es mejor no exagerar, especialmente durante el primer trimestre porque la fase de anidación del huevo está en curso.

Yo, entonces, personalmente los primeros tres meses entre náuseas y vómitos me probó especialmente y la idea de hacer deporte lo había dejado de lado.

¡Afortunadamente, cada uno de nosotros es diferente!

Puede realizar actividades 2-3 veces a la semana durante 30-40 minutos.

Si estabas acostumbrada a la actividad física incluso antes del embarazo, continúa con serenidad, endulzando los esfuerzos.

Si, por el contrario, ha decidido comenzar solo ahora, comience de forma muy gradual.

Recuerde que su cuerpo ahora está más suelto debido al efecto de una agradable hormona llamada relaxina.

No lo aproveche porque podría correr el riesgo de lastimarse. 😉

Deportes recomendados durante el embarazo

Los deportes suaves y aeróbicos son los preferidos.

Aquí están los cuatro fantásticos:

Andar

Dar una caminata rápida es un gran ejercicio.

Tonifica la musculatura del abdomen y las piernas, ayuda a la oxigenación y la circulación y contrarresta la hinchazón de manos y pies.

Durante mi segundo embarazo entré el día antes de dar a luz y me hizo sentir muy bien.

Mi mente estaba más libre y liberé la ansiedad que me venía pensando en el día del parto. Straconsigliato, ¡incluso solo diez minutos al día!

Yoga

El yoga, así como el pilates o la gimnasia suave son perfectos durante el embarazo porque mueven los músculos profundos de tu cuerpo, favoreciendo el equilibrio y la circulación.

Además, es una disciplina que puedes practicar de forma segura incluso en casa.

Todo lo que necesitas es una alfombra y un rincón tranquilo… ¡eso es todo!

Me había acostumbrado a levantarme muy temprano en la mañana, alrededor de las 6.30 de la mañana, para poder dedicar la primera parte del día al despertar muscular y mental. Funciona. ¡Ver es creer!

Cuando mi pequeño mono se despertó ya estaba listo para afrontar el día de la mejor manera posible.

yo nado

Hacer ejercicio en el agua es muy agradable porque no sientes el peso de la barriga y ayuda a drenar los líquidos, evitando edemas e hinchazón.

Como ya había sugerido en mi artículo «Piscina en el embarazo» los estilos más recomendados durante la gestación son el de rana y el de espalda porque proporcionan movimientos más lentos y suaves.

Varios amigos lo han intentado y han confirmado que se han beneficiado mucho de estar en el agua.

Además de nadar, también puedes intentar caminar en el agua o hacer pequeños ejercicios.

Mejor Acquagym para evitarlo a menos que hayas sido un experto antes.

En ese caso tienes la luz verde pero siempre con movimientos ligeros y delicados.

Danza del vientre

Esta disciplina es un descubrimiento de los últimos años y ahora es una de las más populares en mujeres embarazadas.

¿La razón?

No tiene contraindicaciones al contrario, los movimientos lentos y sinuosos ayudan a recuperar la intimidad con tu cuerpo y eliminar el estrés.

Soy muy curioso.

¡Intentaré proponerle un tercer embarazo a mi marido! 😉

El trote y las pesas también se pueden agregar a las cuatro disciplinas enumeradas anteriormente, pero, bajo una condición esencial, ya estaba acostumbrado a hacerlo antes.

De lo contrario es mejor evitar empezar en un momento tan delicado y lleno de cambios.

Ventajas del deporte durante el embarazo

La práctica de deporte durante el embarazo tiene innumerables lados positivos.

1. Mejora el estado de ánimo

El estado de ánimo se beneficia porque se liberan endorfinas.

El buen humor está garantizado.

2. Mantiene vivo el tono muscular

Un estilo de vida sedentario hace que los músculos sean menos reactivos y propensos a soportar el esfuerzo físico.

Mantenerse físicamente activo estimula su cuerpo para mantenerse en forma y enfrentar mejor los desafíos.

3. Promueve la circulación sanguínea

Moverse evita la acumulación de exceso de líquidos y ayuda a contrarrestar la molesta hinchazón de pies y manos mejorando la circulación periférica.

4. Ayuda a mantener el peso bajo control

Hacer deporte quema calorías y por eso te da una gran mano para no ganar demasiados kilogramos y sentirte menos culpable si te das un extra de vez en cuando.

5. Disminuye la probabilidad de tener una cesárea.

Una investigación realizada por un equipo de la Universidad Canadiense de Alberta, y publicada en la revista «Obstetrics and Gynecology», ha demostrado que la práctica de deportes promueve el parto natural al reducir en un 17% la posibilidad de tener que recurrir a una cesárea.

La Fundación Umberto Veronesi explica claramente el estudio y sus efectos en este artículo publicado en su sitio web.

6. Reduce el estrés

Numerosos estudios han demostrado que el ejercicio regular reduce los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y aumenta los de endorfinas.

¡Dopaje natural a todo gas!

7. Prepárese para la fatiga física del parto.

Como dije antes, los músculos entrenados, la mejor respiración y el estrés como un recuerdo lejano son factores que contribuyen a soportar mejor la fatiga tanto física como mental del parto.

Prepararnos para afrontar mejor cada nueva aventura que se nos presenta es la actitud positiva y proactiva que siempre debemos tener.

¡Ser positivo! ¡Sé bueno!

Contraindicaciones deportivas en el embarazo.

La actividad física debe suspenderse si se encuentra en presencia de patologías particulares tanto de usted como del feto.

En estos casos específicos es mejor dejar a la naturaleza la posibilidad de realizar su milagro sin demasiados aportes externos.

Quedarse quieto durante nueve meses y luego poder sostener a su cachorro en sus brazos es un sacrificio que se acepta con mucho gusto.

Deportes a evitar durante el embarazo

Como bien puedes imaginar, todos los deportes de contacto o deportes que impliquen la posibilidad de colisiones o peligro deben evitarse como la peste o, en este particular momento histórico, como Covid-19.

Te pondré en la lista negra para que puedas ver ejemplos de inmediato:

  • Kickboxing
  • Boxeo
  • Fútbol americano
  • baloncesto
  • Buceo
  • Esquí
  • Equitación
  • navegar
  • Yoga caliente y pilates calientes
  • Alpinismo

Tendrá tiempo para recuperarse con acrobacias después de dar a luz.

Ahora es el momento de convertirse en un nido cálido y acogedor. 🙂

Todo a su tiempo.

Ten un buen viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *