Diabetes en el embarazo: planifique un embarazo normal

Grávida pode comer sushi? Sim ou não?

Diabetes en el embarazo: ¿cómo afectará al bebé? Si tiene antecedentes de diabetes, debe planificar cuidadosamente un embarazo con su obstetra o el médico que la acompaña.

Ajustar la medicación y definir una dieta adecuada son algunas medidas que ayudan a evitar niveles elevados de glucosa en sangre, factor asociado a un mayor riesgo de malformaciones embrionarias y aborto espontáneo.

Diabetes en el embarazo

Los estudios científicos demuestran que para el embarazo de una mujer diabética si tiene éxito, ya sea diabetes tipo 1 (desarrollada porque el cuerpo no produce insulina) o diabetes tipo 2 (cuando el cuerpo adulto no reacciona como debería a la insulina), Los niveles normales de glucosa en sangre se alcanzan antes de quedar embarazada y se mantienen durante el embarazo..

¿Qué puede hacer para controlar la diabetes durante el embarazo?

Varios factores la ayudarán a mantener seguros sus niveles de glucosa para un embarazo saludable:

  1. Plan de alimentación;
  2. Control del aumento de peso;
  3. Ejercicio físico;
  4. Descanso durante el embarazo;
  5. Ajuste de la medicación;
  6. Control periódico de los niveles de glucosa en sangre.

1. Diabetes en el embarazo: plan de alimentación

Si planea quedar embarazada, debe prepararse con unos meses de anticipación. En una mujer sin problemas crónicos de salud, se recomienda iniciar la preparación 3 meses antes de empezar a probar.

La dieta de una mujer es fundamental en cualquier embarazo, pero aún más importante si padece diabetes. Lo ideal es consultar a un nutricionista para desarrollar un plan de dieta personalizado en base a tu condición de salud particular.

Probablemente tendrás que renunciar a los dulces y las bebidas azucaradas, como jugos o refrescos, e incluirá alimentos ricos en carbohidratos complejos y fibras, con cierta moderación en proteínas y bajos en grasas y colesterol.

Además de los alimentos que debes o no debes incluir en tu dieta, el nutricionista definirá un plan de alimentación diario con los alimentos que debes ingerir en cada comida.

2. Diabetes en el embarazo: control del aumento de peso

Idealmente, todas las mujeres deberían tener su peso ideal antes de quedar embarazadas. El peso apropiado para cada persona se calcula en función del índice de masa corporal (IMC). Si su IMC está entre 18,6 – 24,9 tiene un peso saludable.

El embarazo no es el momento adecuado para las dietas de adelgazamiento ni se debe usar como excusa para comer lo que te apetezca, sin reglas. La clave es ceñirse a su plan de dieta para obtener exactamente las calorías y los nutrientes que necesita.

Como uno de los riesgos de la diabetes durante el embarazo es el sobrepeso del bebé, esto se controlará adecuadamente durante el embarazo mediante ecografías.

3. Diabetes en el embarazo: ejercicio físico

El ejercicio físico es importante para controlar el peso pero también para aumentar los niveles de energía y el bienestar. Su plan de ejercicios debe ser elaborado con la ayuda y colaboración entre el médico que monitorea su embarazo y el nutricionista.

Se pueden recomendar actividades como senderismo, natación y ciclismo en el gimnasio. Las indicaciones al hacer ejercicio durante el embarazo son comunes a otras mujeres:

  • Practique el ejercicio con moderación y con bajo impacto;
  • Come un bocadillo antes de comenzar a entrenar;
  • Beba mucha agua durante el entrenamiento;
  • No entrenes hasta el agotamiento.

En cuanto a los niveles de insulina que debe tomar antes de hacer ejercicio, debe consultar a su médico.

4. Diabetes en el embarazo: descanso

El descanso durante el embarazo es muy importante, especialmente en el tercer trimestre del embarazo, cuando está más cansada y pesada.

Duerma con las piernas elevadas para favorecer el retorno venoso eficiente de las piernas al corazón, no haga esfuerzos físicos ni levante objetos pesados ​​ni arrastre muebles al preparar la habitación para su bebé. Pida ayuda y no quiera hacer todo usted mismo.

5. Diabetes en el embarazo: ajuste de la medicación

Además de la dieta y el ejercicio, es posible que se necesite ayuda adicional para regular los niveles de azúcar en sangre.

Los niveles de insulina se ajustarán en consecuencia durante su embarazo de acuerdo con los resultados de las pruebas periódicas. Además de los medicamentos que toma regularmente, no debe automedicarse. Algunos medicamentos de venta libre pueden afectar sus niveles de insulina y no son seguros.

6. Diabetes en el embarazo: control de los niveles de glucosa en sangre

Los niveles de insulina se pueden controlar diariamente, con un simple pinchazo en el dedo, posiblemente antes y después de las comidas. También puede realizar análisis de orina con más regularidad.

Dependiendo de los resultados, su médico puede ajustar el plan de dieta, el plan de ejercicio o la medicación.

Exámenes de bebés y cuando intervenir

En el tercer trimestre y según los antecedentes de su embarazo, puede ser aconsejable la hospitalización para controlar los niveles de azúcar. Se seguirá evaluando con exámenes y análisis.

Como existe un mayor riesgo de problemas cardíacos para el bebé, además de la ecografía morfológica, se realiza entre las 20 y 22 semanas + 6 días. Después de este examen, puede realizarse una ecocardiografía fetal para observar el interior del corazón del bebé.

Como la mujer embarazada diabética tiene un mayor riesgo de preeclampsia, también se considerarán los síntomas asociados con esta complicación.

La mayoría de las mujeres monitoreadas durante el período prenatal pueden llevar el embarazo hasta el final. Sin embargo, si los niveles de azúcar cambian, si la placenta ya no puede nutrir al bebé o si surgen otros problemas, es posible que sea necesario anticipar el parto.

Factores de riesgo

  • Edad materna mayor o igual a 35 años;
  • IMC materno (índice de masa corporal) mayor o igual a 30;
  • Historia de multiparidad (4 o más nacimientos);
  • Dos o más abortos espontáneos, mortinatos o muerte perinatal sin causa definida;
  • Macrosomía fetal que pese 4 kg o más;
  • Diabetes gestacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *