Dolor de espalda en el embarazo: causas y cómo aliviar

Molestias asociadas con el tercer trimestre del embarazo.

Durante el embarazo, las articulaciones de la cadera comienzan a relajarse para permitir que el bebé pase al nacer. Este hecho, junto con el crecimiento de la barriga, desequilibra el cuerpo dando lugar a una serie de molestias, entre ellas el dolor de espalda.

Dolor de espalda durante el embarazo

El dolor de espalda durante el embarazo puede ser más intenso al final del día, después de estar de pie durante mucho tiempo. Llega a la parte inferior de la espalda (sensación de «dolor de riñón») y puede ser más intensa al estar acostado o sentado. Este dolor suele remitir con el reposo.

¿Qué motiva el dolor de espalda en el embarazo?

En los primeros meses de embarazo, el aumento de volumen y peso de la barriga provoca cambios en la estática corporal (inclinación de la pelvis y hombros) con la consiguiente alteración del centro de gravedad.

Además, los cambios hormonales provocan la relajación de los ligamentos de las articulaciones de la pelvis y la columna. Para compensar, la mujer embarazada tiende a tirar de los hombros hacia atrás y arquear el cuello.

Juntos, estos factores aumentan la curvatura de la espalda baja y la tensión muscular contribuyendo a la aparición de malestar y dolor de espalda..

¿Cómo aliviar el dolor de espalda?

  • Siéntese con la espalda muy recta y apoyada;
  • Use un reposapiés para levantarlos ligeramente;
  • No cruces las piernas;
  • Si trabaja sentado, tome descansos después de una hora para caminar y estirarse;
  • Si trabaja de pie, mantenga un pie en un banco bajo para aliviar la presión en la zona lumbar;
  • Evite levantar pesas;
  • Use almohadas para sostener su abdomen y columna vertebral durante la noche.

Tensión muscular, dolor y estrés.

Otro factor importante para la tensión muscular es la estrés. Si nunca ha practicado técnicas de relajación, es hora de experimentar. Durante el embarazo, todos los sistemas maternos se ven afectados. Además, la futura madre vive en una ola permanente de emociones, tareas por cumplir, ansiedades y miedos.

Las responsabilidades familiares y laborales no pretenden simplificar la vida diaria de la embarazada. Una cierta cantidad de estrés es fundamental para la vida pero, en exceso, tiene efectos muy negativos sobre la salud, las relaciones y el embarazo.

1. Aprende a respirar

Siéntese y ponga sus manos sobre su estómago. Cuando inhale, debe sentir que se expande para llenar sus pulmones de aire, y cuando exhale, su abdomen debe volver a estar suave.

2. Suspire, exhale lentamente

¿Tienes un flequillo nervioso? Pruebe el siguiente ejercicio para un alivio inmediato de estrés:

1. Inhale profundamente y llene sus pulmones de aire:

Suspire suavemente por la boca e imagine que la tensión desaparece, desde la parte superior de la cabeza hasta los dedos de los pies.

2. Respire profundamente otra vez y llene sus pulmones de aire:

Suspire suavemente, relajando su frente, mandíbulas, hombros, manos, vientre y piernas.

3. Reducir y abordar las causas del estrés

  • Comparta sus frustraciones y preocupaciones con su pareja o un amigo de confianza;
  • Identificar las fuentes de estrés en su vida e idear un plan para cambiarlos;
  • Duerme sobre el tema;
  • Manténgase alejado de las fuentes de estrés;
  • Delega y pide ayuda.

Conozca otras medidas que ayudarán a aliviar el dolor de espalda durante el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *