Dolor de espalda en el embarazo: consejos del fisioterapeuta

Dolor de espalda en el embarazo: consejos del fisioterapeuta

Moras…

El embarazo es un momento muy especial en la vida de una mujer y, como todo acontecimiento importante de la vida, trae consigo infinitas alegrías, pero también dolores.

Poder vivirlo en paz es ya en sí mismo un paso fundamental para la salud psico-física de la madre y el niño.

Para afrontar mejor este camino, hoy te hablaré de un problema muy común en el embarazo: dolor de espalda.

¿Por qué viene el dolor de espalda durante el embarazo?

Durante el período gestacional, su cuerpo sufrirá naturalmente cambios tanto mecánicos como químicos:

  • Aumento de peso
  • Desplazamiento hacia adelante del centro de gravedad debido al crecimiento del niño.
  • Hormonas que inducen laxitud de ligamentos y músculos en el área pélvica
  • Cambios relacionados con la esfera psicoemocional

Recuerde, estas situaciones SIEMPRE deben ser monitoreadas con su especialista.

También sabemos que cada embarazo es único y personal. Además de estos cambios, hay visitas médicas, visitas al hospital, llanto, «antojos», la lotería de nombres y, a menudo, algunas dolencias, incluido el dolor de espalda.

Esto es lo que puede hacer para solucionarlo.

SUGERENCIA # 1 – ESTÉ ACTIVO AHORA

es Se ha demostrado que las mujeres que siguieron un estilo de vida activo antes del embarazo tienen menos riesgo de desarrollar problemas como dolor de espalda y dolor pélvico.

Las razones son muchas. Además de tener una musculatura ya preparada para el aumento de carga, también existen implicaciones psicológicas, como percibir el cambio en tu imagen corporal con menos claridad y el menor riesgo de desarrollar trastornos del estado de ánimo.

SUGERENCIA # 2 – ENTRENA TU POSTURA

A medida que su hijo crece, su centro de gravedad tenderá a moverse hacia adelante, con una mayor participación de los músculos de la espalda para mantener una posición erguida.

Cuando tenga que estar de pie durante períodos prolongados, intente:

  • Mantener el pecho hacia fuera y hombros relajados
  • No mantengas las rodillas bloqueadas
  • Mantenga una base de apoyo amplia y cómoda, con los pies bien separados
  • Descanse sus piernas una a la vez colocándolos en un escalón o una altura baja, alternándolos siempre que sienta la necesidad
  • Tómate el tiempo que necesites para descansar

Si tienes que estar sentado durante mucho tiempo, utiliza una almohada, o tu sudadera enrollada, como grosor para poner en la zona lumbar.

CONSEJO N.3 – AYUDAS ÚTILES

Aunque no hay estudios que respalden el uso de ayudas, en mi experiencia muchas mujeres han encontrado beneficios al usar zapatos de tacón bajo (no planos) y un buen soporte para el arco.

SUGERENCIA 4 – DESCANSAR BIEN

Intente dormir de costado con las rodillas dobladas, tal vez usando una almohada como apoyo entre las rodillas, debajo del abdomen o incluso detrás de la espalda. Descubre más leyendo «Cómo dormir durante el embarazo: la posición definitiva para sentirte bien».

SUGERENCIA # 5 – LEVANTAR PESAS CORRECTAMENTE

Si bien no hay nada peligroso en doblar la espalda, cuando tenga que levantar objetos pequeños del suelo, intente doblar las piernas manteniendo la espalda recta. De esta forma evitarás añadir peso adicional y repartirás el esfuerzo en más músculos, fatigando menos.

CONSEJO # 6 – REALIZAR ACTIVIDADESa FÍSICA EMBARAZADA

Premisa importante. En cuanto a la actividad física, consulte SIEMPRE, y me refiero SIEMPRE a su especialista, para saber si existen contraindicaciones absolutas o relativas.

En el caso de la «luz verde» sabemos que, según las últimas investigaciones, cada mujer con embarazo fisiológico debe acumular 150 minutos por semana, distribuido en al menos 3 o más días, de actividad física de intensidad moderada.

Para darte una idea, Intensidad moderada es el que te permite hablar y hacer la actividad al mismo tiempo, y que, por supuesto, se irá reduciendo a medida que avanza la gestación.

Las actividades, realizadas por personal calificado, pueden ser variadas. Siempre tenga en cuenta su nivel de entrenamiento previo al embarazo, que es un indicador muy importante para decidir qué actividad realizar:

  • Acquagym
  • Paseo rápido
  • Levantamiento de pesos ligeros
  • Cursos de gimnasia prenatal y gimnasia durante el embarazo
  • Bicicleta de ejercicio
  • Yoga
  • yo nado
  • Tareas domésticas como jardinería
  • Gimnasia del suelo pélvico que, si lo realiza personal sanitario cualificado, ha demostrado su utilidad en la prevención de la incontinencia y en el tratamiento del dolor lumbar durante el embarazo.

En mi experiencia puedo decirte que el actividades grupales en el agua son muy estimulantes. El agua ayuda a soportar el peso y el hecho de estar en grupo y poder comparar y conocer a otras mujeres que afrontan tu mismo camino es sin duda un valor añadido.

Pero, como ves, las posibilidades son muchas.

Por el contrario, debes evitar:

  • Actividades con riesgo de caída o trauma (deportes de combate, ciclismo al aire libre, etc.)
  • Actividades que implican tensión prolongada en los músculos abdominales
  • Actividades en ambientes muy calurosos y húmedos
  • Actividades subacuáticas
  • Actividades por encima de los 2500m de altitud

Si surgen estas condiciones:

  • Falta de aliento persistente.
  • Dolor agudo en el pecho o en el pecho.
  • Contracciones regulares y dolorosas.
  • Secreción o sangrado vaginal.
  • Mareos o debilidad que no desaparecen con el reposo.

deténgase inmediatamente y consulte a su médico.

Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad.

En caso de duda, recuerde siempre consultar con su especialista o con su fisioterapeuta de confianza (¡registrado!).

Me gustaría darle un último consejo, si puedo.

Los problemas a los que nos hemos enfrentado, salvo en casos particulares o que presenten factores de riesgo que deben ser monitoreados, tienen un fuerte vínculo con el cambio y el ritmo de esta sociedad cada vez más frenética.

Sepa que su cuerpo es fuerte y, con la ayuda de los profesionales adecuados, seguirá siendo fuerte.

Fuentes

Kryger MH y col. Trastornos del sueño durante el embarazo y trastornos relacionados con el sueño durante el embarazo. En: Principios y práctica de la medicina del sueño. 5ª ed. St. Louis, Missouri: Elsevier Saunders. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 17 de febrero de 2016.

Pennick V y col. Intervenciones para prevenir y tratar el dolor pélvico y lumbar durante el embarazo. Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas. https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD001139.pub4/abstract. Último acceso: 16 de febrero de 2016.

Jang J y col. Equilibrio (percibido y real) y ancho de postura preferido durante el embarazo. Biomecánica clínica. 2008; 23: 468.

Van Benten et al.Recomendaciones para fisioterapeutas sobre el tratamiento del dolor lumbopélvico durante el embarazo: una revisión sistemática. 2014 Julio; 44 (7): 464-73

Guía canadiense de 2019 para la actividad física durante el embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *