Endometritis: causas, diagnóstico y tratamiento

11 Semanas são quantos meses de gravidez?

La endometritis es un proceso inflamatorio del endometrio, la mucosa que recubre la pared interna del útero. Puede ocurrir en el puerperio por maniobras obstétricas como revisión uterina o por hemorragia durante el parto. Fiebre moderada, secreción fétida y dolor uterino son algunos de los síntomas de esta complicación.

Endometritis

La endometritis es un proceso inflamatorio del endometrio, la mucosa que recubre la pared interna del útero. La endometritis puede ser aguda o crónica:

Endometritis aguda

  • LA endometritis aguda se caracteriza por dolor en el hipogástrico (abdomen central y bajo, ubicado debajo del ombligo, entre las dos fosas ilíacas), fiebre alta, menstruación y secreción dolorosas y abundantes.

Endometritis crónica

  • LA endometritis crónica puede ser el resultado de patologías como la sífilis o la tuberculosis y se manifiesta por sensación de pesadez o de cuerpo extraño en el útero, fiebre irregular (temperatura axilar entre 37º y 38º) y secreción.

Causas de la endometritis

La endometritis tiene diferentes etiologías, siendo el origen microbiano, gonorrea, sífilis, clamidia (de transmisión sexual) las más prevalentes. Otras posibles causas son:

  • Mecánica (abortos, partos o procedimientos ginecológicos):
  • Tóxico (enfermedades metabólicas: gota, diabetes, obesidad);
  • Circulatorio (tiempo excesivo en posición erguida, intensos esfuerzos físicos y sexuales, prácticas anticonceptivas, enfermedades circulatorias y respiratorias).

La endometritis también se puede asociar con otros trastornos como la inflamación de las trompas de Falopio (salpingitis), ovario (ooforitis) y peritoneo pélvico (peritonitis pélvica).

Las cesáreas y los procedimientos médicos que implican el acceso al útero a través del cuello uterino (histeroscopia, colocación de un dispositivo intrauterino (DIU), dilatación y legrado (raspado del útero) también pueden causar endometritis.

Manifestaciones clínicas de la endometritis.

Los síntomas de la endometritis están asociados con:

  • Fiebre superior a 38 ºC;
  • Irritación uterina;
  • Sangrado vaginal anormal;
  • Dismenorrea (dolor durante la menstruación);
  • Secreción vaginal maloliente, con o sin sangrado;
  • Hinchazón o distensión abdominal;
  • Dispareunia (dolor en las relaciones sexuales).

Diagnóstico y medios de diagnóstico complementarios

La evaluación ginecológica puede involucrar la observación y recolección de células uterinas para determinar la existencia de agentes infecciosos.

El uso de medios complementarios de diagnóstico imagen (ecografía endovaginal, tomografía computarizada, histeroscopia), asociado con análisis de laboratorio específicos (sangre, orina, flujo vaginal) son importantes para ayudar a determinar la enfermedad.

En presencia de cambios endometriales, la realización de un biopsia de lesión, mediante el uso de laparoscopia ayuda a confirmar el diagnóstico.

La laparoscopia es un procedimiento quirúrgico que consiste en pequeñas incisiones abdominales, a través de las cuales se introducen instrumentos telescópicos, que permiten la observación y recolección de material tisular para su evaluación y el tratamiento simultáneo de las lesiones por escisión / extirpación.

Prevención de la endometritis.

1. Parto natural, cesárea y aborto

El riesgo de infección durante el parto, aborto u otro procedimiento ginecológico se puede minimizar con el uso de instrumentos y técnicas estériles. También se pueden administrar antibióticos profilácticos durante cesáreas o cirugías.

El parto vaginal no es estéril, pero se utilizan técnicas de asepsia (conjunto de procedimientos que buscan prevenir la introducción de gérmenes patógenos organismo, medio ambiente y objetos).

2. Enfermedades de transmisión sexual

El riesgo de infección por enfermedades de transmisión sexual se puede revertir con la práctica del sexo seguro (uso de condón).

El diagnóstico y el tratamiento tempranos de las infecciones de transmisión sexual (incluidas las parejas sexuales) también son de gran importancia para prevenir la endometritis.

Tratamiento

El tratamiento puede seguir dos líneas: medicamentoso o quirúrgico.

1. Enfoque farmacológico

  • Antibióticos: combate las infecciones de origen bacteriano.
  • Medicamentos antiinflamatorios esteroides: controla la inflamación y el dolor.

2. Abordaje quirúrgico

División de adherencias y restauración de una anatomía pélvica normalizada. Se insertan pequeños instrumentos en las incisiones para eliminar el tejido inflamado y cortar las adherencias.

El médico utiliza esta cirugía cuando la paciente tiene una obstrucción a nivel de las trompas de Falopio o sinequias uterinas.

Procedimiento quirúrgico del área ginecológica que consiste en la extirpación del útero. La histerectomía puede ser total, cuando se extrae el útero en su totalidad, o subtotal, cuando no se extrae el cuello uterino.

Este procedimiento está restringido a los casos en los que la gravedad de la inflamación y la infección hacen que otras soluciones sean inviables.

Complicaciones de la endometritis

La endometritis leve o moderada tiene un tiempo de recuperación entre 48h y 72h, pero la falta de tratamiento puede derivar en infertilidad e infecciones graves, a saber:

  • Peritonitis pélvica (infección pélvica general);
  • Abscesos pélvicos y uterinos;
  • Infecciones anexiales (trompas de Falopio, ovarios);
  • Septicemia (bacterias en la sangre);
  • Choque séptico (infección grave de la sangre que provoca una caída brusca de la presión arterial).

Si la infección es el resultado de una enfermedad de transmisión sexual, se recomienda el tratamiento simultáneo de la pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *