Escoliosis: ¿que es y como tratarla? – diccionario de salud infantil

Escoliosis: ¿que es y como tratarla?  - diccionario de salud infantil

En este artículo explicaremos cuál es el escoliosis, sus causas diagnosticadas y tratadas. También aprenderá qué signos observar y cómo minimizar la progresión de la escoliosis.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis consiste básicamente en una deformidad espinal con rotación de las vértebras. Esta enfermedad se detecta a menudo en la adolescencia, pero puede estar presente al nacer. La Organización Mundial de la Salud estima que la escoliosis afecta entre el 2 y el 4% de la población mundial.

El sexo femenino se ve mucho más afectado que el masculino, con aproximadamente 8 de cada 10 casos.

¿Cuales son las causas?

Según un artículo del portal del hospital y clínica de Lusíadas, la escoliosis más prevalente es la escoliosis idiopática, que, como su nombre indica, tiene una causa desconocida. Corresponde al 80% de todas las escoliosis. Las causas de los restantes casos de escoliosis pueden ser hereditarias, congénitas, por lesiones y otras.

La escoliosis también puede ser degenerativa. En este caso, suele desarrollarse después de los 50 años, en adultos sin escoliosis previa o como consecuencia de un empeoramiento de la escoliosis en la adolescencia.

¿Las mochilas pesadas causan escoliosis?

No. Como vimos anteriormente, la gran mayoría de los casos de escoliosis no tienen una causa conocida. El resto se debe a factores hereditarios, genéticos, cambios en los tejidos, etc. Sin embargo, el uso de mochilas pesadas puede causar dolor.

Síntomas

Si es leve, es posible que la escoliosis no cause ningún síntoma. Sin embargo, después de pasar mucho tiempo sentado o de pie, el niño puede tener dolor de espalda. Con el tiempo, también puede aparecer un dolor leve o más intenso.

Cuando los hombros del niño tienen diferentes alturas, o si la cabeza no parece estar alineada con la pelvis o si la ropa cae hacia un lado, puede indicar escoliosis. Por lo tanto, debe llevar a su hijo a un ortopedista.

Diagnóstico

El médico puede diagnosticar esta deformidad mediante observación física y pruebas diagnósticas complementarias.

Prueba de Adams: es una prueba física que se utiliza con mucha frecuencia. Consiste en pedir al paciente que se incline hacia adelante, haciendo más evidente el abultamiento del pecho, leído en un artículo de Pedipedia.

Si la pendiente es superior a 7º, significa que la curva en la columna es de unos 20º. A partir de este valor, se puede indicar el tratamiento de la deformidad.

Radiografía: de pie, frontal y lateral, para confirmar y caracterizar la escoliosis.

Tomografía computarizada: es un complemento de la radiografía, cuando se sospecha una malformación ósea.

Resonancia magnética: Se realiza cuando la curvatura provoca una posible alteración del sistema nervioso central.

La escoliosis se puede clasificar según la edad a la que se realiza el diagnóstico:

  • Bebé: entre el nacimiento y los 3 años
  • Juvenil: entre 4 y 10 años
  • Adolescente: desde los 10 años hasta la madurez esquelética

Tratamiento

Ortesis: en niños en crecimiento. Consiste en utilizar un chaleco rígido para corregir la deformidad de la columna. El objetivo es modelar el crecimiento de la columna para evitar un empeoramiento de la curva diagnosticada.

Cirugía: en niños en crecimiento con curvas superiores a 45º está indicada la cirugía porque el tratamiento con ortesis no es eficaz para controlar y corregir la curva.

Si se ha alcanzado la madurez esquelética, la cirugía puede estar indicada en curvas con una magnitud superior a 50º ya que tienden a progresar con el tiempo.

La escoliosis puede afectar la autoimagen y la autoestima de los adolescentes. Por lo tanto, puede ser necesario el asesoramiento psicológico.

Pronóstico

En la mayoría de los niños con escoliosis, la curvatura no progresa. Sin embargo, se requiere un control médico regular.

Cuanto más pronunciada sea la curva, es más probable que empeore. La curva también tiende a aumentar en las primeras etapas de la pubertad, cuando se acelera el crecimiento.

Es más probable que la escoliosis con síntomas necesite tratamiento y empeore.

La información de este artículo no pretende, de ninguna manera, reemplazar la orientación de un profesional de la salud ni servir como recomendación para ningún tipo de tratamiento.

Por tanto, ante cualquier malestar, le aconsejamos que visite a su médico tratante para obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *