¿Familia aislada? – Haz una cosa a la vez

Covid-19 nos golpeó a todos con una intensidad brutal y desconcertante.

Afectó nuestras rutinas, la dinámica familiar, nuestras elecciones (o la posibilidad de tenerlas).

Nos puso a todos en aislamiento social, una medida tomada por el bien de la comunidad para contener este flagelo.

En esta realidad, muchas familias se ven privadas de las actividades que solían tener y les daban placer y significado, como pasear por el parque o jugar en la playa.

Muchos de ellos se encontraron de repente confinados al espacio de su hogar, sin un tiempo sustancial para preparar, estructurar o predecir los tiempos en que vivirían en ese estado.

Nuestra sociedad nos ha utilizado para tener muchas opciones, muchas opciones y muchas actividades que nos permiten disfrutar del tiempo en familia. En este contexto, la ausencia de la mayoría de ellos puede resultar dolorosa mientras dure este período de aislamiento, instalando el aburrimiento y la ansiedad provocados por el encierro y salpicados de sensaciones como la inutilidad o la angustia.

Entonces, en tiempos difíciles como los que estamos atravesando, administrar la cantidad de opciones que tenemos a nuestra disposición puede ser un factor importante, que nos permita enfocarnos en lo que tenemos a mano en el momento actual.

¿Qué significa esto? – Además de las actividades diarias de la familia, puede ser importante reducir la exposición a múltiples estímulos.

Si la familia está jugando, la televisión debe estar apagada. Si está viendo una película en la televisión, su teléfono no debe estar en uso. Si está leyendo una historia, evite el ruido de fondo.

Centra tu atención en una tarea específica, evitando que tu mente divague a través de varios procesos que están sucediendo.

Este ejercicio puede parecer difícil de aplicar al principio, pero puede traer un alivio importante a medida que se entrena e introduce en la rutina de cada uno.

Nuestros cerebros están acostumbrados a la consecuencia denominada “multitarea” de la sociedad en la que vivimos con estímulos constantes.

Esto no significa que “una sola tarea” sea menos saludable, todo lo contrario. En situaciones extremas, nuestra atención y su canalización se concentra en el objeto específico.

Si estamos siendo atacados por un animal, no notamos el color de las flores que hay en el resto del bosque, ¿verdad?

Y en una situación como la que vivimos, donde los estímulos y las opciones para ocupar el tiempo pueden ser escasos, eliminar distracciones o múltiples tareas puede ser un factor que contribuya a la reducción del malestar psicológico.

Entonces, si la ansiedad comienza a asentarse de forma aislada, use esta técnica, tratando de enfocar toda su atención en la tarea en cuestión, tratando de eliminar (si puede) todo el resto.

El tiempo en períodos como estos tiende a pasar más lentamente.

Si centras toda tu atención en el momento presente, tiendes a evitar la aparición de pensamientos sobre el futuro, sobre el fin de la cuarentena o sobre la pandemia que nos afecta hoy.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *