Gingivitis en el embarazo: ¿cómo tratar?

Gingivitis en el embarazo: ¿cómo tratarla?

Debido a los cambios hormonales en el embarazo, es común que las mujeres embarazadas sufran de gingivitis durante el embarazo, especialmente después del segundo mes de embarazo.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es el resultado de la inflamación de las encías, que causa sangrado y sensibilidad cuando se cepillan los dientes.

Durante el embarazo, aumentan los niveles de progesterona, así como el flujo sanguíneo en los tejidos de las encías, lo que los hace más sensibles, hinchados y más propensos a hincharse durante el cepillado.

Los cambios hormonales promueven algunas bacterias que causan gingivitis. Este problema puede ocurrir entre el segundo y el octavo mes de embarazo, siendo más común en el segundo trimestre (entre el tercer y el sexto mes de embarazo).

¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis durante el embarazo?

  • Encías rojas e hinchadas;
  • Encías sangrantes al masticar o cepillarse los dientes;
  • Dolor severo y / o constante en los dientes;
  • Mal aliento.

A pesar de esto, la gingivitis en el embarazo no es una afección grave o preocupante, ni un signo de mala higiene bucal.

Si la mujer continúa teniendo síntomas, su higienista o dentista pueden recomendarle una pasta de dientes específica para dientes sensibles.

Tenga en cuenta que la gingivitis debe tratarse lo antes posible, ya que si continúa desarrollándose puede dar lugar a otras complicaciones. Los bebés prematuros o de bajo peso al nacer son algunos de estos problemas.

¿Cómo prevenir la gingivitis en el embarazo?

El embarazo no es diferente de las otras etapas de la vida de una persona. Como tal, la forma más eficaz de prevención es controlando la placa.

Por ello, es necesario programar citas de rutina con el dentista, para poder realizar una correcta limpieza (generalmente cada 6 meses). La rutina de limpieza diaria también ayuda a mantener las encías saludables.

Para ello, existen varios productos en el mercado que no son transversales a todos los individuos y todas las condiciones dentales.

Es extremadamente importante elegir un cepillo de dientes, pasta de dientes, hilo dental y enjuague bucal especialmente diseñados para limpiar la placa y para la condición clínica de la mujer.

El uso de un cepillo eléctrico también puede facilitar la correcta limpieza diaria de los dientes.

Después de que nazca el bebé, se recomienda que la mujer regrese a su dentista para revisar el estado de salud bucal (gingivitis, otros problemas como caries).

La importancia de curar la gingivitis en el embarazo

El tratamiento de la gingivitis gravídica es fundamental para que no se convierta en una forma más grave, como la periodontitis, la causa de varias cirugías o la pérdida de algunos dientes.

A continuación, se incluyen algunos consejos de higiene bucal para un embarazo saludable:

  • Concierte citas periódicas con el dentista;
  • Utilice un cepillo de dientes eléctrico suave o un cepillo de dientes suave normal y un hilo dental suave para evitar daños en las encías;
  • Use una pasta de dientes adecuada dos veces al día;
  • Use hilo dental todos los días;
  • Enjuagar toda la cavidad bucal con enjuague bucal sin alcohol, antiplaca y antigingivitis;
  • Enjuáguese bien la boca cuando tenga náuseas matutinas, para evitar que los ácidos afecten sus dientes y encías;
  • Lleve una dieta saludable, que incluya muchas fuentes de calcio, fósforo, proteínas y vitamina A, C y D.

La información de este artículo no pretende, de ninguna manera, reemplazar la orientación de un profesional de la salud ni servir como recomendación para ningún tipo de tratamiento. Por este motivo, ante cualquier malestar, le aconsejamos que visite a su médico tratante para obtener el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *