Hinchazón al final del embarazo: causas y tratamiento

Dolores en el embarazo: lo que es normal y lo que no.

La hinchazón al final del embarazo puede deberse a varios factores y es una queja recurrente de las mujeres embarazadas, especialmente en el último trimestre. Las causas de la hinchazón al final del embarazo se pueden identificar mediante un examen físico, mediciones de la presión arterial, análisis de orina y, a veces, una ecografía.

Hinchazón al final del embarazo

A medida que queda embarazada, se puede acumular líquido en los tejidos, especialmente en las piernas, los tobillos y los pies, lo que los hincha y los ve hinchados. Esta situación se describe como edema. La retención de líquidos durante el embarazo es normal, especialmente en el tercer trimestre y se designa como edema fisiológico.

Los líquidos se acumulan durante el embarazo porque las glándulas suprarrenales producen más hormonas que hacen que el cuerpo retenga líquidos (aldosterona y cortisol).

La acumulación de líquidos durante el embarazo también se debe a aumento de volumen y peso del útero que interfiere con la circulación normal de sangre desde las piernas hasta el corazón. Como resultado de esta dificultad, la sangre se acumula en las venas de las piernas provocando hinchazón en las piernas, tobillos y pies.

La hinchazón fisiológica (normal) afecta a ambas piernas por igual (ambas están igualmente hinchadas) y no causa dolor. Por lo general, disminuye cuando la mujer embarazada se acuesta sobre su lado izquierdo.

¿Puede la hinchazón al final del embarazo ser un síntoma de complicaciones?

Entre las causas menos comunes de hinchazón al final del embarazo se encuentran algunas complicaciones de salud como:

1. Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda se debe a la formación de coágulos de sangre en las venas profundas, generalmente en las piernas. Entre sus causas se encuentran el aumento de proteínas (que ayudan a la coagulación sanguínea) y la concentración de sangre en los miembros inferiores.

Cuando el coágulo viaja a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones, bloqueando el flujo de sangre allí, puede causar una embolia pulmonar, una situación de salud extremadamente grave.

En caso de sospecha de trombosis venosa profunda, se realiza una ecografía Doppler en la pierna afectada. Esta prueba muestra cambios en el flujo sanguíneo causados ​​por coágulos de sangre en las venas de las piernas.

2. Diabetes gestacional

La diabetes gestacional se refiere al aumento de los niveles de azúcar en sangre (hiperglucemia) y la insulina producida no es suficiente para regularlos (ver Diabetes gestacional).

3. Preeclampsia

La preeclampsia se caracteriza por hipertensión (presión arterial alta) y niveles elevados de proteína en la orina. En situaciones graves, la preeclampsia puede dañar órganos, como el cerebro, los riñones, los pulmones o el hígado de la madre y causar problemas en el bebé.

El diagnóstico se realiza midiendo la presión arterial y analizando los valores de proteínas presentes en la orina. Si el resultado no es concluyente, puede ser necesario repetir los análisis de orina después de 24 horas (ver Preeclampsia y embarazo).

4. Celulitis

En la celulitis, las bacterias infectan la piel y los tejidos y pueden causar hinchazón con enrojecimiento, hormigueo y sensibilidad. Sin embargo, con una mayor incidencia en las piernas, la celulitis puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

¿Cuándo la hinchazón es una señal de advertencia?

Si la hinchazón al final del embarazo se vuelve considerable, se debe consultar urgentemente a un médico para evaluar las posibles causas y el tratamiento adecuado:

  • Presión arterial alta (140/90 mm Hg o más);
  • Hinchazón solo en una pierna o en la pantorrilla con otros síntomas como piel caliente y enrojecida y / o sensible o si hay fiebre;
  • Hinchazón de las manos;
  • Hinchazón repentina en cualquier área del cuerpo;
  • Dificultad para respirar, cambios en la visión, dolor abdominal repentino (síntomas de preeclampsia).

Conozca algunas medidas para ayudar a reducir la hinchazón durante el embarazo y cuándo se considera un signo de complicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *