Hinchazón de los pies durante el embarazo: causas y tratamiento.

Embolia: que es, tipos y tratamiento

La hinchazón de los pies durante el embarazo es una queja común para muchas mujeres embarazadas. El malestar tiende a empeorar al final del día, después de horas de estar de pie o sentado. Usar medias elásticas, controlar el consumo excesivo de sal, beber muchos líquidos y mantener una actividad física regular son formas de combatir la hinchazón durante el embarazo.

Hinchazón de los pies durante el embarazo.

Muchas mujeres se quejan de molestias en las piernas e hinchazón de los pies durante el embarazo o los tobillos. Varios factores contribuyen a la hinchazón de los pies durante el embarazo y la sensación de piernas pesadas:

1. Mayor producción de hormonas del embarazo – el aumento de la producción de estrógeno y progesterona dificulta el retorno de la sangre de las piernas y los pies al corazón y debilita las paredes de las venas. Durante el embarazo, el aumento de volumen del vientre comprime cada vez más la vena principal que permite que la sangre regrese al corazón.

2. Retención de líquidos en tejidos, particularmente en el tercer trimestre del embarazo.

Estos pequeños bultos en piernas, tobillos y pies no impiden que se mueva, pero tampoco son menos incómodos.

Aliviar los síntomas de la hinchazón del pie durante el embarazo

Para aliviar esta molestia, su médico puede recetarle medias elásticas (que debe usarse antes de levantarse de la cama) y, eventualmente, el aplicación de cremas veinotónicas que ayudan a refrescar las piernas y que dan sensación de alivio y frescor.

Beba muchos líquidos y participar en actividad física regular, como caminar, nadar, montar en bicicleta o aeróbic acuático, también son medidas útiles para eliminar el exceso de líquidos en el cuerpo y ayudar a controlar los síntomas de malestar.

Si vas al gimnasio evitar ambientes excesivamente calientes como el baño turco, la sauna o el jacuzzi ya que el calor agrava los síntomas.

Descansar con las piernas elevadas o hacer un masaje relajante es otra forma de activar la circulación sanguínea y aliviar las molestias. LA drenaje linfático también puede ayudar a eliminar la hinchazón y reiniciar el retorno linfático.

Antes de realizar cualquier tipo de masaje, consulte con su médico para evaluar posibles contraindicaciones.

Si la hinchazón aparece rápidamente y se vuelve considerable, debe consultar a su médico con urgencia.

Sensación de piernas pesadas: aliviar las molestias.

En caso de venas varicosas en las piernas, la hinchazón y la sensación de malestar pueden aumentar, especialmente al final del día y si pasa muchas horas de pie o sentado con la espalda recta. En estos casos, se recomendará:

  • El uso de medias elásticas;
  • Termine el baño con chorros de agua fría para favorecer la circulación sanguínea;
  • Duerma con las piernas elevadas con una almohada;
  • Dormir mirando hacia el lado izquierdo (posición que favorece la circulación sanguínea);
  • Incrementar los intervalos de descanso durante el día;
  • No cruce las piernas cuando esté sentado;
  • Evite la ropa ajustada;
  • Controla el aumento de peso.

Ejercicio para ayudar a mejorar la circulación.

Los ejercicios sencillos, que puede realizar en el trabajo o en casa, ayudan a reducir las molestias en las piernas y mejoran la circulación venosa. Si es necesario, su médico puede nombrar a un fisioterapeuta para que lo ayude a definir un plan de ejercicios apropiado para su situación.

1. Sentado, junte las rodillas;dos. Empuje las rodillas hacia el suelo con las manos;3. Mantenga la posición durante 20 segundos;4. Repite 10 veces.

Conozca otras medidas para ayudar a disminuir la hinchazón durante el embarazo y cuando la hinchazón se considera un signo de complicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *