Letargo en bebés y niños: ¿qué hacer?

65% de los niños con obesidad son víctimas de acoso escolar

El letargo es una condición que puede afectar tanto a adultos como a bebés y niños pequeños. Aunque un adulto puede expresar los síntomas que está experimentando, con bebés y niños muy pequeños este ya no es el caso.

Por tanto, tenemos que estar atentos a los cambios de comportamiento, hábitos, apetito y otros factores que pueden indicar que algo no está bien. Ciertos síntomas aún requieren atención médica urgente. El letargo puede ser uno de esos síntomas.

¿Cómo se define el letargo?

El letargo es una condición que puede indicar un problema de salud subyacente.

En general, el letargo se puede definir como una sensación de fatiga, acompañada de una falta de energía y motivación, tanto física como mental. Una persona en este estado puede mostrar indiferencia hacia sus actividades diarias normales.

En lactantes y niños el letargo consiste en una disminución del nivel de conciencia, como la ausencia de interacción con el entorno, el cansancio o incluso el no reconocer a los padres o cuidadores.

Si su hijo es un niño que generalmente está desbordado de energía, si repentinamente está letárgico, esto puede ser una señal de que algo no está bien.

¿Cuáles son los síntomas del letargo?

Un bebé o un niño con letargo puede tener un problema de salud subyacente. Esta condición puede ir acompañada de otros síntomas, que se manifiestan de la siguiente manera:

  • Falta de energia
  • Menos períodos de actividad y más tiempo para descansar
  • Apatía con fatiga extrema
  • Más rápido de lo normal para cansarse o fatigarse
  • Falta de entusiasmo o voluntad de participar en las actividades que disfruta.
  • Progreso más lento en guarderías o jardines de infancia
  • Sentimiento general de tristeza

¿En qué situación el letargo requiere acudir a urgencias?

El letargo por sí solo no es una emergencia médica. Sin embargo, puede ser el primer signo de enfermedad en el bebé o el niño. En general, si notas que tu hijo es diferente en cuanto a reacciones o comportamiento, debes llevarlo al médico.

Por otro lado, si su hijo experimenta los síntomas a continuación, o parece estar en un estado similar al coma, Emergencia médica.

Bebés

  • Dificultad para despertar
  • Apatía
  • Síntomas de deshidratación (boca seca, pañales ligeramente mojados, ausencia de lágrimas al llorar)
  • Fiebre alta
  • Vómitos durante más de 12 horas.
  • Erupción espontánea en la piel.

Niños

  • Cambios de comportamiento que acompañan al letargo
  • Estado similar al coma, como no moverse, no responder preguntas y no hablar

¿El letargo puede indicar qué?

El letargo a menudo se asocia con la presencia de un problema de salud porque cuando estamos enfermos, nuestro cuerpo requiere más energía para combatir los hongos, virus o bacterias invasoras que causaron esta enfermedad.

El estado de letargo en un niño puede indicar que puede tener un problema de salud como una alergia, pero también algo más grave como una meningitis o incluso un tumor cerebral.

Los bebés y los niños tienen un sistema inmunológico en desarrollo. Por lo tanto, son más susceptibles a enfermarse. Cuanto antes se diagnostique la enfermedad, antes comenzará el tratamiento. Por tanto, debe llevar a su hijo al médico si está letárgico.

Por lo tanto, debe tener en cuenta otros síntomas que pueden acompañar al letargo, como:

  • Cambios en el apetito
  • Falta de aire
  • Pasar todo el día durmiendo
  • Tos
  • Presión de vientre
  • Debilidad muscular
  • Etc.
Fuentes: Healthline, Headsmart, Medscape, Stanford Children’s Health y Seattle Childrens

La información de este artículo no pretende, de ninguna manera, reemplazar la orientación de un profesional de la salud ni servir como recomendación para ningún tipo de tratamiento.

Por tanto, ante cualquier malestar, le aconsejamos que visite a su médico tratante para obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *