Los cursos prenatales

https://quimamme.corriere.it/images/uploads/2010/05/corso-preparto-yoga-2.jpg

Quimamme

¿De qué se trata?
De una serie de reuniones semanales celebrados, generalmente a partir del tercer trimestre, en el hospital que acogerá la mujer embarazada en el momento del parto. Los ‘docentes’ son precisamente las parteras del hospital, que habitualmente durante las reuniones organizado durante tres meses, brindar a las mujeres toda la información necesaria para afrontar el parto con conciencia y tranquilidad. No solo eso: las lecciones ‘prácticas’ son una excelente oportunidad para familiarizarse con técnicas de respiración que puede aliviar los dolores del parto y con posiciones que ayuden a la futura madre a soportar el peso del bulto del bebé durante el tercer trimestre. Sobre todo, el curso es una oportunidad de encuentro en el que las futuras madres comparten emociones, expectativas, ansiedades y miedos.

Es útil porque …

El embarazo y el parto son dos temas delicados, sobre los que circula mucha información distorsionada y falsas creencias, que alimentan ansiedades y miedos sin que se apoyen en evidencias médicas. El propósito del curso es proporcionar a la futura madre hechos e infundir confianza en ella en su capacidad para afrontar la situación de la mejor manera.

Las ventajas a nivel físico …
Algunos cursos incluyen solo reuniones informativas, otros también lecciones dedicadas a la actividad física, con ejercicios que ayudan a las futuras madres a mantener bajo control las dolencias típicas del embarazo, como dolor de espalda, hinchazón de piernas y aumento de peso excesivo. Además, durante las reuniones, las mujeres pueden experimentar con las posiciones que encuentran más cómodas y que les gustaría adoptar durante el trabajo de parto y el parto.

… y en el psicológico
Estar bien informada sobre los métodos de parto y las intervenciones médicas que puedan ser necesarias permite a las futuras madres mantener el control de la situación, combatiendo la ansiedad. Vivir como protagonistas un hecho tan importante como el nacimiento de tu hijo – y no sufrirlo pasivamente – es una experiencia muy gratificante, que fortalece la autoestima.

Una lección típica
Las reuniones, que incluyen una parte informativa y otra dedicada aactividad física, normalmente duran dos horas. En la primera media hora, los participantes y el operador se sientan en círculo y conversan, expresan dudas, comparan opiniones y experiencias. En la segunda parte del encuentro, la fase de ‘Entrenamiento físico: A las futuras madres se les proponen dulces ejercicios inspirados en el estiramiento o el yoga, que pueden ser sugeridos por el operador o por los propios participantes. La estructura de las reuniones dedicadas exclusivamente a la información es diferente. Están abiertos a parejas y no solo a mujeres embarazadas, pueden durar tres horas y realizarse por la noche, o son reuniones intensivas de varias horas y se organizan durante el fin de semana. Los operadores responden a las preguntas de las parejas y les proporcionan toda la información útil sobre el embarazo, el parto, los pros y contras de las técnicas de analgesia farmacológica o natural, la lactancia materna, la atención neonatal, etc.

Pero el ‘entrenamiento’ sigue en casa
Durante las reuniones, los operadores proponen a las futuras madres lecturas y sitios web donde pueden encontrar más información por su cuenta, así como ejercicios de relajación muscular y respiración para realizar en casa, cuando les apetezca.

Equipo editorial de Quimamme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *