Masaje perineal: que es y como realizarlo

Masaje perineal: que es y como realizarlo

El masaje perineal es un masaje que tiene como objetivo dar elasticidad y estirar los músculos alrededor de la vagina y el ano con el fin de facilitar el parto.

Masaje perineal

¿Qué es?

El masaje perineal es un masaje que se realiza en la zona íntima de la mujer que, según la evidencia científica, ayuda a facilitar la salida del bebé durante el parto normal.

Además, ayuda a aumentar la lubricación de la zona y estirar los tejidos alrededor de la vagina, facilitando así la expansión y el paso del bebé por el canal del parto.

Si se realiza con frecuencia después de las 34 semanas de gestación, masaje perineal reduce significativamente tanto la laceración natural del perineo como la episiotomía. Esto se debe a que el perineo es más elástico y, por tanto, soporta mejor la presión que ejerce el bebé al nacer. Así que puedes evitar grietas, laceraciones o incisiones.

¿Cómo hacer masaje perineal?

El masaje se puede realizar en casa, siguiendo los pasos indicados por el obstetra o ginecólogo.

Según los fisioterapeutas del suelo pélvico, el masaje perineal debe ser sostenido todos los días durante unos diez minutos.

Para ello, es importante que utilice un lubricante libre de químicos o un aceite vegetal de buena calidad que no sea dañino para el cuerpo, como el aceite de almendras. Ante la gran oferta que existe en el mercado, en caso de duda es recomendable discutir el asunto con un profesional sanitario y aclarar tus dudas.

Antes de iniciar el masaje es importante que Ponte cómodo, en uno ambiente tranquilo y sentir relajado. No hay un puesto específico, y cada mujer puede elegir la que le resulte más cómoda.

Pasos para su realización

Los pasos son los siguientes:

  1. Hacer una buena higiene de manosy verifique la longitud de las uñas: cuando son demasiado largas, hay una mayor probabilidad de lastimarse;
  2. Ponte en un posición cómoda;
  3. Aplicar el lubricante o aceite para facilitar la realización del masaje;
  4. El lubricante debe estar aplicado al pulgar e índice, el perineo y la entrada de la vagina;
  5. Ponerse cuidadosamente el pulgar en vagina, empujando el tejido perineal hacia el ano;
  6. Masajear la zona interna y externa del perineo.. El masaje debe realizarse con la yema de los dedos en movimientos semicirculares suaves (en forma de U) de izquierda a derecha;
  7. Inserte la mitad de los pulgares en la vagina y presione el tejido perineal hasta que sienta un poco de dolor o ardor. Debe permanecer en esa posición durante un minuto y repetir este paso dos o tres veces;
  8. prensa de la misma manera en los lados, permaneciendo en estiramiento máximo durante un minuto.

Tenga en cuenta que este tipo de ejercicio debe realizarse con mucha precaución, ya que pueden provocar contracciones antes de tiempo y parto prematuro.

Este método también se puede aplicar en el posparto si has tenido una episiotomía, ya que ayuda en la elasticidad y, además, beneficia las pequeñas fibrosis que se forman en la cicatriz. En estos casos, puede utilizar una pomada anestésica durante unos 30 minutos antes de realizar el masaje.

¿Y si no quieres hacer un masaje perineal?

Si, por alguna razón, no se siente cómodo con esta técnica, tenga en cuenta que existen alternativas.

Puedes realizar ejercicios de kegel, cuyo objetivo es fortalecer la musculatura del suelo pélvico. También es posible realizar algunas mezinhas como los baños de asientos con flores de tilo y heno.

Tenga en cuenta que todas las opciones o decisiones deben discutirse primero con su médico tratante.

La información de este artículo no pretende, de ninguna manera, reemplazar la orientación de un profesional de la salud ni servir como recomendación para ningún tipo de tratamiento.

Por tanto, ante cualquier malestar, le aconsejamos que visite a su médico tratante para obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *