Ortesis posparto: ¿funciona o no?

Primeiras semanas da gravidez e desenvolvimento fetal

Después de que nace el bebé, la forma del vientre puede hacer que muchas mujeres se sientan incómodas, tristes y con baja autoestima. Los órganos abdominales necesitan unos 40 días para volver a su posición normal después del parto. Pero, ¿el uso del corsé posparto aporta beneficios para la recuperación?

Para la mayoría de los médicos, el uso de un aparato ortopédico posparto no aporta ningún beneficio a las mujeres, aparte de la comodidad. En el período posparto, la mujer puede tener la sensación de «vacío», que algo está «suelto» dentro de su vientre.

El uso del cinturón permite «tensar» la barriga, mejora el aspecto de la silueta, da sensación de abdomen más firme y puede aumentar la autoestima pero no influye en la recuperación del tono muscular ni previene la flacidez abdominal. Solo el ejercicio y la comida regulares pueden ayudar a disminuir el volumen abdominal.

Ortesis posparto - Mãe-Me-Quer

Atención prenatal y recuperación posparto

Durante el embarazo, los músculos abdominales se estiran y también la piel. La recuperación de la forma en el puerperio depende mucho de los cuidados prenatales.

Mantener el peso en los valores recomendados para el IMC de la mujer, practicar ejercicio físico moderado pero constante (bajo guía médica) e hidratar la piel para prevenir la aparición de estrías y aumentar su elasticidad son algunos de los cuidados más básicos.

En el puerperio es un mito pensar que el corsé hace «desaparecer» la barriga, ya que está comprobado que su uso no ayuda a la involución uterina, pudiendo incluso provocar flacidez debido a la presión intraabdominal que se ejerce constantemente y Disminuye la capacidad de contracción muscular, haciendo que los músculos sean más “perezosos”.

El uso de un aparato ortopédico posparto debe ser un tema de conversación con el médico porque no siempre se recomienda su uso. El uso del cinturón no hace que los músculos abdominales recuperen el tono, lo que solo es posible con la actividad física del día a día normal y el ejercicio localizado y regular.

¿Cuándo usar el corsé posparto?

En algunos casos, el corsé posparto puede brindar apoyo adicional, como cuando una mujer sufre de dolor de espalda o sobrepeso, lo que aumenta la comodidad. Pero, incluso en esta situación, el uso del corsé no tiene una función estética sino ayudar a reducir las molestias físicas.

El médico recomendará el tipo de aparato ortopédico y cuándo usarlo. Algunas mujeres usan el aparato ortopédico todo el día (incluso de noche) y solo se lo quitan para bañarse o hacer ejercicio. A otros se les puede recomendar que lo utilicen de otra manera.

¿Cuánto tiempo usar?

Como regla general, el aparato ortopédico se usa dentro de los tres meses posteriores al parto. Como el uso del corsé perjudica la contracción natural de la musculatura abdominal, su uso prolongado acaba teniendo el efecto contrario al pretendido, es decir, la musculatura abdominal pierde fuerza y ​​se vuelve flácida.

Pasado este tiempo, y si hay luz verde del médico, la mujer podrá iniciar una actividad física que le ayudará a recuperar la fuerza muscular de la zona abdominal.

¿Cuándo no usar el corsé posparto?

Algunos estudios informan que el uso de un aparato ortopédico posparto puede aumentar el riesgo de prolapso uterino e incontinencia urinaria más adelante en la menopausia debido a la presión ejercida por el aparato ortopédico que empuja los órganos hacia abajo (hacia la pelvis).

En el caso de la cesárea, por ejemplo, los aparatos ortopédicos que cubren la herida pueden afectar la cicatrización de los puntos al crear un ambiente congestionado y húmedo. El médico ayudará a elegir el modelo más adecuado, si la mujer tiene la intención de usar un corsé (ver Recuperación de la cesárea y cuidados posparto).

Por otro lado, es recomendable esperar hasta 48 horas después del parto para empezar a usar el corsé ya que la compresión que ejerce sobre el intestino hace que tarde más en funcionar con normalidad. Lo ideal es esperar a que vuelva a funcionar el intestino.

¿Cómo reducir el volumen abdominal en el posparto?

La mejor estrategia para reducir el tamaño de la barriga en el posparto es mediante cuidados preconceptuales y ejercicio físico en el posparto. Los ejercicios se pueden iniciar aproximadamente 40 días después del parto (período llamado puerperio) y bajo orientación médica, en el gimnasio o en casa.

Además del ejercicio localizado, se debe trabajar la musculatura pélvica con los ejercicios de Kegel (ver Ejercicios de Kegel en el posparto), incluso en el caso de cesárea.

Amamantar a su bebé también le permite perder algunas calorías y recuperar su forma más rápidamente (consulte Lactancia materna y pérdida de peso en el período posparto).

¿Qué actividades físicas practicar?

En general, las mismas prácticas se practican en cualquier momento de la vida, cuando el objetivo es tonificar los músculos abdominales. Al principio, puede resultar muy útil elegir un entrenador personal para obtener resultados más rápidos, seguros y eficaces.

La definición de un plan de ejercicio físico adaptado a los objetivos y la resistencia específicos de la mujer, la orientación eficaz sobre cómo se deben realizar los ejercicios y la motivación extra, suelen producir buenos resultados después de un tiempo de entrenamiento constante y regular.

Junto con ejercicios abdominales, pilates, yoga o natación son buenas opciones para aumentar la resistencia muscular y la postura correcta.

¿Cómo elegir el corsé posparto?

Elija una correa ajustable y flexible que se adapte a su cuerpo sin ser demasiado apretada. Debe poder sentarse cómodamente y no estar tan apretado como para perturbar la digestión.

Preferiblemente, la elección debe hacerse con la ayuda de un profesional de la salud, quien evaluará de la mejor manera la necesidad de utilizar un corsé y el modelo más adecuado.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *