Participación de los niños en las tareas del hogar

Participación en las tareas domésticas de los niños.

La colaboración de los niños en las tareas del hogar y las rutinas familiares es algo que debe implementarse en todos los hogares. Los niños, como parte integral de la familia, deben participar en todas las rutinas y actividades del hogar que sean posibles de adaptarse a su edad.

Ventajas de la participación de los niños en las tareas del hogar.

La participación de su hijo en las tareas del hogar le permitirá desarrollar un sentido de responsabilidad, desarrollará su autonomía e incluso posibilitará, de manera lúdica, una trascendencia para el aprendizaje escolar. Además, promoverá un aumento en la calidad y cantidad de interacciones que tienen lugar entre padres e hijos.

Hay tareas y actividades en las que podrán utilizar conceptos matemáticos (por ejemplo, contar los cubiertos, platos y vasos necesarios para colocar sobre la mesa) y otras hasta que puedan involucrar fácilmente contenidos de lengua portuguesa o el estudio del entorno (por ejemplo, poder vestirse solo , conociendo los diferentes días de la semana, pudiendo leer las tareas que tienes que hacer).

¿Qué tomar en cuenta?

Aspectos a tener en cuenta antes de implementar la participación infantil en las tareas domésticas:

1. Antes de planificar las actividades que se pueden solicitar a los niños, es fundamental predecir su éxito o fracaso en la realización de la misma tarea, con el fin de anticipar las estrategias adecuadas que faciliten esta ejecución.

No se trata de facilitar o hacer por ellos, se trata de adaptarse y asegurarse de que tengan todas las herramientas para realizar esa función.

dos. En términos prácticos, para poder implementar algunas de estas rutinas en el día a día de tus hijos, puedes, a través de una reunión familiar donde todos estén presentes, asignar tareas a cada uno de los elementos.

Esta reunión le dará más importancia y aumentará su grado de participación y responsabilidad.

3 Posteriormente, una vez que todos estén de acuerdo con cada tarea asignada, organice las tareas de cada uno en un tablero y colóquelo en un lugar visible y de fácil acceso.

El tablero de tareas debe estar organizado por los días de la semana (en columnas) y las tareas (en filas). Cada vez que su hijo complete una tarea, debe pedirle que pegue una pegatina en la mesa para demostrar que ya la ha completado.

Al final del día, a una hora definida, debes comprobar si las tareas diarias se realizaron con éxito y analizar qué salió bien y qué no salió tan bien, ayudándote a pensar en estrategias de mejora.

En caso de que algunas de las tareas no se hayan realizado, es necesario prestar atención a las razones por las que no se realizaron, pensando junto a tu hijo a través de una actitud positiva y fomentando su motivación.

4. Al final de la semana, si tu hijo cumple con las tareas propuestas, puedes recompensarlo de forma especial, si este bono tiene sentido.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las recompensas deben ser simbólicas (por ejemplo, ver un episodio adicional de la serie favorita, jugar al fútbol en el parque el domingo por la tarde, permanecer despierto por la noche un viernes).

Tareas del hogar por edad

Aprenda a estimular la inteligencia emocional de su hijo y hasta qué punto una mascota puede ayudar a los niños sensibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *