Parto eutócico y parto distócico: las diferencias

Parto eutócico y parto distócico: las diferencias

¿Sabes qué es el parto eutócico? ¿Qué pasa con el parto distócico? ¿No sabe? ¡No hay problema! En el artículo explicamos exactamente qué se dice cuando se mencionan estos dos tipos de entrega.

Parto eutócico

¿Qué es?

El parto eutócico es el parto más común, generalmente llamado parto normal, que tiene lugar de forma natural. La mujer entra en trabajo de parto y su propio cuerpo inicia y finaliza el proceso de parto del bebé, sin necesidad de intervención médica, es decir, un parto que no está instrumentalizado.

Ventajas del parto eutócico

En primer lugar, este es el tipo de parto que la mayoría de los obstetras señalan como el parto preferible tanto para las mujeres como para los bebés. Entre las numerosas ventajas del parto normal que respaldan esta afirmación se encuentran las siguientes:

  • O el cuerpo de la mujer esta preparado para que tenga un nacimiento natural;
  • Estimula el aumento de producción materna de oxitocina, Los «hormona del amor”, Que promueve el vínculo emocional con el bebé;
  • O el riesgo de infección es menor que en un parto instrumental o una cesárea;
  • La estancia hospitalaria suele ser más corta;
  • Incluso si es necesaria una episiotomía, el la recuperación posparto suele ser más rápida.

Parto distócico

¿Qué es?

El parto distócico es, a diferencia del parto eutócico, el parto que requiere la intervención de profesionales de la salud, es decir, intervenciones o procedimientos quirúrgicos.

Causas del parto distócico

En un parto normal hay contracciones uterinas rítmicas, dilatación del cuello del útero y descenso del bebé por el canal del parto. En el parto distócico, en cambio, es posible que exista una limitación en algunos de estos puntos, lo que lleva a un parto prolongado y a la necesidad de intervención médica, con el fin de preservar la salud materna y fetal.

Las distocias pueden tener tres orígenes:

Distocias maternas

En cuanto a las distocias maternas, existen dos tipos:

  • Distocia mecánica. Estos pueden ser tejidos óseos o blandos. Las distocias óseas afectan la posición de los huesos de la pelvis, que dificultar la salida de la cabeza del bebé debido a la falta de espacio, y se diagnostica cuando la mujer se encuentra en la fase de dilatación del trabajo de parto. El obstetra es responsable de decidir cómo dar a luz. distocias de tejidos blandos, estos se encuentran dentro del útero o en el canal del parto.
  • Distocia dinámica, que son un conjunto de anomalías en la capacidad del útero para contraerse que interfieren con el parto, y que puede causar trastornos en la frecuencia o intensidad de las contracciones. Estos se subdividen en hiperdinámica (contracciones fuertes o muy frecuentes), hipodinámica (contracciones débiles o poco frecuentes) y descoordinación uterina (contracciones no rítmicas).

Distocias fetales

Con respecto a las distocias fetales, existen dos tipos de presentación que conducen a una entrega instrumentalizada:

  • Presentación fetal en situación transversal u oblicua. Cuando el feto se presenta en estas posiciones, es necesario proceder a un parto por cesárea.
  • Presentación del pie fetal (cuando el bebé está en las nalgas para el canal de parto). En este caso, es probable que el parto sea por cesárea, pero no se descartará la posibilidad de un parto vaginal si se cumplen las condiciones.

Cómo prevenir un parto distócico

Según algunos expertos, existen algunas medidas que pueden evitar una entrega instrumentalizada:

  • Es normal que los dolores de parto duren horas con cierta inestabilidad en la dilatación del cuello uterino. Sin embargo, Si la embarazada observa algún cambio en el ritmo o frecuencia de las contracciones, es importante informar al médico tratante de inmediato.
  • Cambiar de posición o caminar durante el dolor de parto aliviar el dolor y ayudar al feto a posicionarse correctamente para llegar a conocer el mundo exterior.
  • El apoyo y apoyo del padre es fundamental para la madre durante la fase activa del parto. (1ª etapa del parto). La calma y la tranquilidad está a medio camino de un parto con menos complicaciones.
  • Si algún tipo de bloqueo del motor en una etapa avanzada del parto, los anestesiólogos intentarán reducirlo para facilitar el nacimiento normal del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *