Pies hinchados durante el embarazo: ¿que hacer?

Pies hinchados en el embarazo: ¿qué hacer?

Los pies hinchados durante el embarazo son otra molestia que puede surgir durante el embarazo. Por lo general, comienza a afectar a las mujeres que tienen un embarazo máximo (segundo y tercer trimestre) en el verano, siendo más incómodas en el tramo final.

¿Por qué se hinchan los pies durante el embarazo?

Se sabe que tan pronto como la mujer queda embarazada, los cambios hormonales alteran la vasodilatación del cuerpo de la mujer.

A medida que avanza el embarazo, el volumen del útero aumenta debido a estos cambios hormonales.

En el 3er trimestre de gestación, cuando el feto crece mucho más rápido, como explica el cirujano vascular de la Unicamp, José Luiz Cataldo, “la compresión del útero sobre las venas de la pelvis disminuye el retorno venoso” de los miembros inferiores a el corazón. Por tanto, también es común que algunas mujeres padezcan varices durante el embarazo. Según el especialista en cirugía vascular, se espera que las venas varicosas desaparezcan dentro de los tres meses posteriores al parto.

Además, en el embarazo hay una mayor predisposición a la retención de líquidos, lo que provoca que no solo los pies, sino los tobillos, piernas, manos y cara se hinchen (que pasará unos días después del parto).

¿Cómo combatir este malestar?

Para minimizar las molestias, hay algunos pequeños cambios que puedes hacer en tu día a día:

  • Beber de 2 a 3 litros de agua al día.Estar bien hidratado reduce la retención de líquidos.
  • Cuando te vayas a dormir, acuéstate sobre tu lado izquierdoDe esta forma, facilita el flujo sanguíneo.
  • Cuando estás sentado apoya tus pies en un taburete de modo que los pies estén a la altura de los muslos.
  • Mientras está acostado, coloque sus pies encima de una o dos almohadas – esto favorecerá la circulación sanguínea;
  • Evite usar zapatos ajustados o tacones altos;
  • Use medias de compresión (según la orientación del obstetra);
  • Evite cruzar las piernas al sentarse, porque dificulta que la sangre regrese al corazón;
  • Evite estar de pie demasiado tiempo, porque estimula la acumulación de sangre en los pies;
  • Comer alimentos diuréticos como la sandía, el pepino o el apio, por ejemplo, que son alimentos que ayudan a reducir la retención de líquidos.

¿Cómo tratar o aliviar las molestias de los pies hinchados durante el embarazo?

Además de los cambios en la dieta y la posición, el ejercicio durante el embarazo también puede ayudar. Caminar, nadar o montar en bicicleta durante unos 30 minutos 3 veces a la semana puede ayudar a mejorar la circulación.

El drenaje linfático también puede ser un gran aliado para combatir la mala circulación y proporcionar un gran alivio.

También es importante evitar un aumento de peso excesivo, llevar una dieta con bajo consumo de sal, que provoca retención de líquidos.

La información de este artículo no pretende, de ninguna manera, reemplazar la orientación de un profesional de la salud ni servir como recomendación para ningún tipo de tratamiento.

Por ello, ante cualquier malestar, le aconsejamos que visite a su médico tratante para obtener el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *