Placenta baja y placenta previa: descubra qué es, síntomas y modo de acción

cucu

En un porcentaje reducido de embarazos, la placenta se implanta en la parte inferior del cuello uterino (placenta baja) eventualmente cubriendo la entrada al útero (canal cervical) con mayor o menor severidad.

Cuando la placenta no se mueve desde la entrada al cuello uterino, da lugar a placenta previa, una complicación que puede provocar un sangrado abundante y requiere una intervención médica urgente.

Placenta baja o placenta previa

A veces, la placenta (un órgano que sostiene la vida del bebé al pasarle oxígeno y sangre), se implanta más abajo en el útero y termina cubriendo, o amenazando con cubrir, la entrada al útero (canal cervical).

Como regla general, placenta baja se mueve antes del final del embarazo, distanciándose del cuello uterino. Sin embargo, cuando esto no sucede, esta condición se designa como placenta previa.

Placenta anterior

La placenta previa es un factor de riesgo porque, al estar ubicada en la parte inferior del útero, puede desprenderse y causar sangrado (pérdida intensa de sangre a través de la vagina) y requiere una estrecha vigilancia médica.

Hay cuatro tipos de placenta previa

  • Inserción baja – cuando la placenta se implanta en el segmento uterino inferior, pero el borde de la placenta no alcanza el orificio cervical interno (entrada al útero). En este caso, el riesgo de hemorragia es menor;
  • Marginal – cuando el borde de la placenta alcanza el margen del orificio cervical interno;
  • Incompleto o parcial – cuando el orificio cervical interno está parcialmente cubierto por la placenta;
  • Completo o total – cuando el orificio cervical interno está completamente cubierto por la placenta.

Factores de riesgo de placenta previa

  • Placenta previa en embarazos anteriores;
  • Cesárea en embarazos anteriores;
  • Embarazos donde hay una placenta más grande de lo normal, como en un embarazo gemelar.

Síntomas

  • Sangrado leve o abundante;
  • Sangre roja brillante sin coágulos;
  • Aparece repentina y generalmente en reposo;
  • Pérdida de sangre a través de la vagina pero sin dolor;
  • Surge después del coito.

Diagnóstico

El diagnóstico de placenta previa se realiza a partir de la semana 24 de embarazo, mediante la evaluación de los síntomas que presenta la gestante y la observación ecográfica.

Modo de acción

La intervención médica depende de la gravedad del sangrado, la edad del embarazo y el estado fetal.

La hemorragia es leve a moderada (placenta marginal o de implantación baja)

  • Cuando el sangrado es leve a moderado, el objetivo es prolongar el embarazo hasta las 36 – 37 semanas, edad en la que los pulmones del bebé están más maduros (bebé a término);
  • Se recomienda reposo absoluto;
  • Abstinencia de relaciones sexuales hasta la fecha del parto;
  • Administración de inmunoglobulina anti-D (debido al riesgo de hemorragia fetal);
  • Parto vaginal si el orificio interno no está bloqueado total o parcialmente (como en el caso de la placenta marginal o de inserción baja);
  • En algunas situaciones, se puede recomendar una cesárea programada o electiva (dar a luz al bebé antes de la fecha probable de parto);
  • No realice un examen digital (toque cervical).

Sangrado muy abundante

Si la hemorragia es muy abundante, poniendo en riesgo la vida de la mujer, se la ingresa para vigilar su bienestar y estabilización y una cesárea de emergencia, independientemente del momento del embarazo.

El sangrado abundante puede alterar el sistema de coagulación de la sangre. Estos trastornos son más comunes en el desprendimiento de placenta ya que el volumen de sangre perdida puede ser mucho mayor de lo que es visible.

Otras enfermedades, como la preeclampsia, durante la cual puede producirse un desprendimiento de placenta, también pueden afectar el sistema de coagulación de la sangre de la madre.

Bibliografía: Enfermería de salud materna y obstétrica de Manuela Néné, Rosalina Marques, Margarida Amado Batista, Carlos Sequeira – LIDEL, Lisboa, 1ª edición impresa: octubre de 2016; La Biblia de bolsillo del embarazo por Hollie Smith – Horizonte Books Edition, junio de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *