Posición del bebé en el momento del parto (presentación de nalgas del bebé)

Peso del bebé en el útero y salud futura.

La posición del bebé en el momento del parto (presentación) o la forma en que se asienta en el útero de la madre en las últimas semanas antes del trabajo de parto es un aspecto relevante del nacimiento.

Cuando el bebé no se da vuelta, colocado boca abajo, puede ser necesario planificar una cesárea, ya que es una opción más segura. Conozca las distintas posiciones que puede adoptar su bebé al final del embarazo.

Posición del bebé al momento del parto

¿Cuál es la «presentación» del bebé?

La presentación se refiere a la parte del cuerpo del feto que se puede tocar a través del cuello uterino durante el examen vaginal. La presentación puede ser cefálica, pélvica o de hombro.

¿Cómo se diagnostica la posición del bebé en el momento del parto?

En las últimas semanas de embarazo, cuando el médico toca su abdomen, puede identificar las partes del cuerpo del bebé y averiguar dónde está en el útero.

Diagnóstico de presentación fetal:

  • Palpación abdominal (maniobras de Leopold);
  • Examen vaginal;
  • Auscultación del foco fetal para localizar los latidos del corazón del bebé;
  • Ultrasonido.

1. Presentación principal

Aproximadamente el 96% de los bebés se colocan boca abajo antes del parto entre las semanas 32 y 38. Al estar en presentación cefálica, la posición de la cabeza del feto puede adoptar diferentes configuraciones: presentación bregma, presentación frente o presentación facial.

La presentación cefálica es la posición más favorable para un parto normal, ya que la cabeza del bebé está bien colocada contra el canal del parto y el cuerpo del bebé desciende correctamente con cada contracción.

2. Presentación de nalgas

Cuando el bebe esta sentado

Alrededor del 3% de los fetos no dan vueltas y se cruzan en el útero, con la cola vuelta hacia el canal del parto. Esta situación puede ocurrir por varias causas como:

Pero no todos los bebés se sientan de la misma manera …

Los bebés pueden adoptar varias posiciones que influirán en el tipo de parto (vaginal o cesárea):

  • Presentación de nalgas incompleta, modo glúteos: el bebé tiene las piernas estiradas hacia arriba con los pies a la altura de la cabeza;
  • La presentación de nalgas incompleto, modo pies: el bebé tiene uno o ambos pies hacia adelante, alineados con la entrada del cuello uterino;
  • Presentación de nalgas completa: el bebé tiene la cola hacia abajo, con las piernas dobladas sobre los muslos y contra el pecho.

3. Presentación de hombro, transversal u oblicuo

Cuando la cabeza del bebé no apunta directamente al cuello uterino

La presentación del hombro, también llamada presentación transversal u oblicua, describe la situación en la que el cuerpo del bebé está perpendicular al canal del parto, con la cabeza apuntando a una de las caderas de la madre en lugar de directamente a la cuello uterino o acostado de lado.

Este tipo de presentación ocurre en aproximadamente uno de cada 300 nacimientos. Las causas son múltiples y pueden incluir prematuridad, embarazo de gemelos, anomalías uterinas, rotura prematura de membranas y placenta previa.

El desempeño clínico en presencia de un omóplato varía según el diagnóstico personal de la madre y el bebé: edad gestacional, tamaño del bebé, posición de la placenta, integridad de la membrana. Sin embargo, debido al mayor riesgo de rotura de membranas, algunos autores proponen una cesárea electiva a las 37 semanas (recién nacido a término).

Cuando no hay riesgo para la salud y el bienestar materno-fetal, se puede intentar una maniobra de versión cefálica externa. El momento ideal para su ejecución es alrededor de la semana 37 (inicio del noveno mes de embarazo) o en una etapa muy temprana del parto, cuando el útero aún está relativamente relajado.

Si el trabajo de parto ha comenzado y todo está bien para la madre y el bebé, se puede intentar la maniobra de Kristeller en el período del parto (segunda fase del parto). Sin embargo, esta maniobra no está completamente libre de riesgos para la madre y el bebé y solo debe utilizarse como último recurso cuando el bebé está sufriendo o para evitar una cesárea.

Cómo nacen los bebés: la posición del bebé al nacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *