¿Quieres ver a tu hijo más feliz? Simplifica su vida … ¡y la tuya!

¿Quieres ver a tu hijo más feliz?  Simplifica su vida ... ¡y la tuya!

Se pasa el día corriendo con el niño al colegio, desayuna siempre con prisa, seguido del trabajo, más carreras para recoger al niño a tiempo al final de clases y llevarlo a clases de natación, en ¿Karate, ballet, explicación matemática e incluso inglés el sábado por la mañana? ¡Ah! Y son las nueve y media de la noche y aún no ha terminado de cenar, porque estaba mirando la tableta, ignorando las amenazas de tirarla por la ventana, y recuerda que había tarea que hacer en la secundaria. absolutamente para mañana?

Si tu respuesta es sí, es muy probable que pases muy poco tiempo hablando con el niño, que tendrá dificultad para estar tranquilo, no muy concentrado, que no podrá desconectar. Y el tiempo pasa tan rápido que terminas preguntándote si realmente conoces a tu hijo.

Si estás cansado, imagina a tu hijo. Bombardear a un niño con información constante, con actividades constantes, con demasiadas opciones, sin tiempo para detenerse, es agotador y causa estrés.

¿Alguna vez se preguntó si podría cambiar el estilo de vida de su hijo? ¿Simplificando?

¿Simplificar? ¿Pero como?

Vuelve a tu infancia. ¿Cuáles son los mejores recuerdos que tienes? Quién no recuerda el olor a tarta casera que se esparce por la casa los sábados, las largas caminatas familiares, con los bolsillos llenos de pequeños tesoros recogidos en el camino, haciendo mermeladas con sus padres, un trozo de cartón banal que se convirtió en juguete ¡Magníficas y divertidas tardes después de hacer los deberes! Todo fue simple. Hubo tiempo para todo.

La vida simplificada tiene muchas ventajas, especialmente para el desarrollo de su hijo. Te da tiempo para asimilar el aprendizaje, el mundo que te rodea, para cuestionarte, para ser curioso. Ser niño y crecer. Simplificar la vida de los niños puede hacerlos más tranquilos, felices, creativos y concentrados.

Pero no se pueden cambiar hábitos, rutinas y ritmos de un día para otro. El secreto es hacer pequeños cambios, ir despacio. Os dejamos con algunas sugerencias:

Actividades extracurriculares

Simplificar, o más bien reducir, las actividades extracurriculares. ¿El niño realmente necesita tener un cinturón negro? ¿O entrar al conservatorio de música? Trate de reducir las actividades organizadas, y cámbielas por un viaje al cine, ir a tomar un refrigerio o incluso ver juntos el programa favorito de su hijo, envuelto en una manta y con un cuenco de palomitas en la mano.

Tiempo en pantallas

Limite el tiempo que su hijo pasa con el teléfono, la tableta, la computadora, frente al televisor o con la consola de juegos. La exposición a las pantallas bombardea a los niños con información, gran parte de ella absolutamente inútil, y corta su imaginación.

La casa

Simplifica el espacio de tu hogar. Con esto nos referimos a deshacernos de objetos innecesarios, incluidos juguetes y libros, y crear espacios más sencillos, con pocos objetos y donde todos puedan moverse. Seleccione los juguetes que más le gusten a su hijo y guarde o dé el resto. Proporcione materiales que estimulen la creatividad de los niños. El ambiente de la casa será más relajante, los niños más concentrados y felices.

¡Sonreír!

Sonreír. Ser positivo. Los niños son alegres y positivos por naturaleza y tienen la capacidad de poner una sonrisa instantánea en su rostro. Los fines de semana, trate de preparar largos desayunos familiares preparando incluso platos especiales, cocine con su hijo, lea un libro con él, haga ropa para la muñeca de su hija, o vaya en bicicleta o pasee por la naturaleza familiar.

En resumen, cree momentos y momentos de calidad con su hijo y su familia. Los niños necesitan tiempo para crecer y para eso necesitan tiempo para jugar libremente, desarrollar su imaginación, tiempo para explorar el mundo, para afirmarse. Al simplificar, le está dando a su hijo la oportunidad de concentrarse en lo que realmente importa y lo convertirá en un niño mucho más tranquilo y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *