Sinequia de los labios menores: causas y tratamiento.

​Diarreia

La sinequia de los labios menores o coalescencia de los labios vaginales es una situación frecuente en las niñas antes de la pubertad, en la que los labios menores se fusionan formando una membrana estrecha y brillante.

Sinechia de los labios menores

Sinechia de los labios menores: ¿que es?

La sinequia (o adherencia) de los labios menores es una situación común (2-5%) en las niñas antes de la pubertad (especialmente entre los 3 meses y los 6 años).

La sinequia designa la situación en la que los labios pequeños se fusionan (alrededor del orificio externo de la vagina), formando una membrana estrecha y brillante, que se cree que se debe a niveles bajos de estrógenos, inflamación local o contacto con sustancias irritantes.

Su severidad o extensión es muy variable, desde una fusión casi completa, aunque siempre queda un pequeño orificio que permite el paso de la orina, incluso en los casos más leves donde solo hay fusión sobre el 30-50% de la longitud total de la Labios pequeños.

Síntomas y diagnóstico

Es una situación generalmente asintomática, que no suele motivar ningún problema urológico o ginecológico, y casi siempre se detecta en una observación de rutina por parte del médico tratante o por los propios padres (más a menudo al cambiar el pañal).

Tratamiento de la sinequia de los labios menores.

El tratamiento, si está indicado, debe ser conservador (cremas locales – lubricantes o que contengan estrógenos – o desprendimiento realizado con pomada anestésica), ya que incluso los casos no tratados suelen resolverse espontáneamente durante la pubertad, probablemente en relación al aumento de niveles de estrógeno.

Además, la separación de los labios pequeños puede ser dolorosa y reaparecer (reaparecer) varias veces hasta la edad de la primera menstruación.

Consecuencias para la vida futura

En muy raras ocasiones, pueden producirse infecciones del tracto urinario, irritación local o pérdida de orina (relacionada con la retención de pequeñas cantidades de orina que quedan atrapadas dentro de los labios pequeños y se expulsan después de que el niño haya orinado normalmente).

Sin embargo, no tiene ninguna implicación en la vida futura de las niñas, ya que no afecta el desarrollo sexual normal ni la fertilidad. Sin embargo, se deben excluir varias otras patologías cuando se observa una alteración de los genitales externos (por ejemplo, himen imperforado).

Estreñimiento o congestión nasal: ¿cómo distinguir?

Esta información es meramente indicativa y no pretende, en ningún momento, sustituir la orientación de un profesional médico ni servir como recomendación para ningún tipo de tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *