¿Su hijo tiene miedo de dormir solo? Aprenda a ayudarlo.

6 ideas para la visita del ratoncito Pérez

¿Su hijo tiene miedo de dormir solo? ¡Sepa que no está solo en este viaje!

Poner a su hijo a dormir solo en su habitación fuera de la protección de los padres puede ser un verdadero dolor de cabeza para muchas familias.

Muchos niños tienen esta dificultad y como seres inteligentes que son, a veces se arreglan de las formas más creativas para evitar una noche fuera de la comodidad que brindan las figuras del apego.

En cualquier caso, tarde o temprano suele llegar esta necesidad de independencia y será el propio niño quien la pida.

Dormir en el dormitorio sigue siendo un proceso (como muchos otros) por el que pasa el niño.

Es aquí donde se pueden desarrollar conceptos importantes como adaptabilidad y resiliencia, en un lugar que en un principio se puede interpretar como hostil.

Si el niño tiene dificultad para dormir solo, en primer lugar es necesario comprender por qué.

Para ello, hablar con el niño y permitirle hablar es fundamental. Muchos padres tienden a olvidar este último.

Solo comprendiendo lo que lo asusta y, por lo tanto, lo limita podremos ver el camino a seguir.

Por lo general, el miedo es la afección que más se asocia con esta resistencia a dormir solo y, a menudo, es fácil de prevenir con algunas estrategias simples:

¿Es la habitación también el lugar del castigo?

Muchas familias son propensas a la siguiente frase: «estás castigado, ve a tu habitación ahora».

En algunos niños esta acción puede hacer que la habitación se interprete como un lugar de castigo y no como un lugar de descanso.

Si el niño tiene problemas para dormir y está usando esta estrategia, considere cambiar el castigo y evaluar si la situación mejora.

Promover, para compensar, si es posible, actividades más positivas sobre el terreno, para que el niño pueda identificarlo como un espacio de recuerdos felices en lugar de malos recuerdos.

Las historias, los juegos, los momentos de cariño pueden ser estrategias importantes para incrementar la conexión con el espacio.

¿Los primos se van a casa después de cenar?

Hablamos de primos porque es una situación muy común en las familias portuguesas.

Podríamos hablar de amigos u otros familiares de la misma edad.

Es importante que el juego no sea demasiado intenso en las horas previas a acostarse.

Si tu hijo está luchando durante la noche, trata de promover situaciones que favorezcan la relajación progresiva como leer cuentos, apagar la televisión, atenuar la luz, entre otras.

¿Cómo va la rutina de su hijo?

Comprender la rutina a menudo es comprender el sueño.

Como mencionamos en el primer punto, la asociación de la habitación con un lugar de tranquilidad es importante si tiene problemas para dormir solo.

Todos los monstruos salen del armario si no se siente seguro allí.

Un punto que puede ser importante comprobar es si la siesta se realiza en el mismo lugar donde duerme.

Si el niño toma una siesta en el sofá y luego se va al dormitorio, puede comenzar a entenderse como un lugar menos relajante que el primero.

Sobre todo porque en el sofá suele haber una presencia cercana de los padres y él se siente más protegido.

Además de este punto, revise otros en la rutina de su hijo que puedan estar influyendo en su mal sueño.

Todos los niños son diferentes. Como todos los padres y todas las estructuras familiares.

Es importante estar atento y sacar algunas conclusiones.

También puede ser importante hacer algunos compromisos. Si a tu hijo le aterra dormir solo, con la luz apagada y en medio de la noche te visita, piensa en promover esta independencia poco a poco.

Pon una luz de noche, asocia un objeto relajante a la habitación (como un peluche), deja la puerta entreabierta.

Mide lo que favorece el comportamiento que quieres en esta situación y redúcelo progresivamente a medida que ella ya no los necesite.

Recuerde que una parte sustancial de estos problemas están relacionados con el miedo. Hacer frente a este miedo es un punto muy importante para extinguirlo ya que fingir que no existe tiende a empeorar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *