Subsidio por hijo: monto máximo en riesgo

Subsidio por hijo: monto máximo en riesgo

No hay dinero suficiente para garantizar a todos los beneficiarios la cantidad prometida de 250 euros al mes: Gobierno trabajando para buscar otros recursos.

El gobierno dice una cosa, los números dicen otra. El subsidio único y universal por hijos, que debutará el 1 de julio incluyendo toda la ayuda actual a las familias, promete una cantidad hasta 250 euros al mes, dependiendo de la situación económica del núcleo. Sin embargo, a fin de cuentas, por el momento se entiende que será difícil llegar a esa cifra.

Quedan tres meses para que llegue el nuevo cheque. Tres meses dentro de los cuales se deben definir los recursos y métodos de desembolso del aporte. Se parte de una dote de unos 20.000 millones de euros, de los que casi 13 se recuperan de la eliminación de las distintas bonificaciones vigentes (bonificación bebé, bonificación madre, etc.) y el resto lo asigna la última ley de presupuestos. Un bizcocho a repartir entre 7,6 millones de familias italianas que tengan hijos hasta los 21 años (el beneficio se reconoce a partir del séptimo mes de gestación), aunque de 18 a 21 el importe se reduce en un 40%.

Entonces, esto es lo que dicen las cuentas, hechos, como informa esta mañana El sol las 24 horas – por el grupo de investigación Arel, la Fundación E. Gorrieri y la Alliance for Children. El cálculo se basa en una asignación «moderadamente selectiva», que asciende a una media de 1.930 euros al año (es decir, 161 euros al mes) por cada menor de edad, reducido en un 40% si es adulto o aumentado en un 50% si es discapacitado, con un aumento de 300 euros anuales por cada niño más el segundo. Entonces, 161 euros al mes, no 250.

También conviene recordar que el valor de la contribución gradualmente baja desde un Isee de 30 miles de euros hasta uno de 52 miles de euros. Más allá de esta cantidad, la asignación se mantiene en 67 euros mensuales por cada hijo menor y 40 euros mensuales por cada adulto hasta los 21 años.

Estas cifras, informadas sobre los 7,6 millones de familias beneficiarias, dicen que alrededor de 1 millón y 350 hogares tendrían una asignación para menor cantidad a lo que reciben hoy con las ayudas corrientes, o 381 euros menos al año. Vienen penalizado, en particular, empleados. En el caso de que el Gobierno quiera introducir una cláusula de salvaguardia para evitar que nos pierdan con la nueva concesión -y esta es una hipótesis en la que estamos trabajando- se necesitarán otros 800 millones de euros.

La asignación única y universal fue aprobada definitivamente ayer por el Senado y, por tanto, se ha convertido en ley. Contendrá las ayudas a las familias actualmente previstas, por tanto, la asignación por unidad familiar, las deducciones por hijos a cargo, la prima de guardería, la asignación por nacimiento, las deducciones del Irpef por el cuarto hijo, etc.

La cotización, como se mencionó, se pagará a partir del 1 de julio por cada hijo a cargo a partir del séptimo mes de embarazo hasta los 21 años. Sin embargo, después de los 18 años, la cantidad se reduce y se pagará directamente al hijo adulto, pero solo si el niño es estudiante, realiza una pasantía, asiste a un curso profesional, está registrado en un centro de empleo o en una agencia. trabajar como desempleado, desempeñar la función pública universal o realizar algún trabajo de bajos ingresos.

La asignación puede combinarse con una pensión de ingresos o de ciudadanía.

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *