supervivencia en el embarazo en el momento del coronavirus

supervivencia en el embarazo en el momento del coronavirus

Moras…

Embarazo en el momento del Coronavirus, Covid-19 (no me digas pulgas con el nombre exacto, nos entendemos).

Imagino que en tu cabeza habrán pasado y seguirán pasando mil pensamientos.

No estoy aquí para angustiarlos con información científica, para quienes los remito a la página web del Ministerio de Salud.

Cuidado: asegúrate de que las noticias que lees estén acreditadas, no bebas todo lo que circula en la red.

En cambio yo, Quiero encontrar contigo los aspectos positivos de tener que quedarme en casa y tener más tiempo libre..

La regla fundamental es intentar crear pequeñas rutinas.

Te ayudarán a marcar el paso del tiempo a lo largo del día.

Aquí está mi lista.

1. Haz meditación

Por la mañana, tan pronto como se despierte, busque un lugar tranquilo y una posición cómoda.

Empiece a respirar profundamente para encontrar su centro y liberar la tensión del cuerpo. Un poco de estiramiento podría ayudar.

Al principio, ahuyentar los pensamientos parecerá complejo, pero poco a poco, con un poco de práctica, se volverá cada vez más inmediato.

Si desea obtener más información, puede consultar mi publicación sobre la meditación durante el embarazo.

2. Practica yoga

Después de meditar, hacer un poco de ejercicio físico suave ayuda a liberar tensiones y generar endorfinas, promotores del buen humor.

Comience con posiciones simples.

Descubrirá que está más relajado de lo habitual, pero no se exceda.

Está la mano de la progesterona que prepara tu cuerpo para el parto y te hace más elástica.

Nuevamente, para obtener más información, los remito a mi publicación sobre yoga durante el embarazo.

3. Habla con otras mujeres embarazadas

Puede parecer trivial, pero compartir sus sentimientos con personas que están pasando por la misma situación que usted lo ayuda a sentirse menos solo.

Contacta con las otras madres del curso prenatal, escribe al obstetra o ginecólogo que te está siguiendo, expone tus dudas e incertidumbres.

Verá que el dicho «enfermedad común significa alegría» a veces es cierto.

Hablar de tus miedos te ayudará a afrontarlos con mayor vigor y positividad.

4. Lee libros interesantes

Obligado a permanecer en el interior, puede cultivar una actividad preciosa pero a menudo difícil de cultivar: leer un buen libro.

Recientemente compartí 10 libros contigo para leer durante el embarazo.

Puede combinar estas lecturas más «técnicas» con novelas o revistas.

Revista que quiero recomendar calurosamente es UPPA (Un pediatra como amigo), una publicación bimensual independiente redactada por profesionales del sector.

Una joya en su género.

Como novelas me gustaría recomendar dos de ellas en particular.

«La amiga brillante» de Elena Ferrante

He estado escuchando acerca de este libro de fama mundial durante algún tiempo, pero aún no había intentado leerlo.

En estos días de encierro decidí finalmente tomarlo en la mano y literalmente lo devoré.

La historia de Lila y Lenù se puede leer de una vez y los personajes se vuelven familiares. No puedo esperar a leer los otros dos libros.

«Las correcciones» de Jonathan Franzen

Uno de mis libros favoritos de todos los tiempos.

Las relaciones humanas se describen con gran detalle y a lo largo del texto se revela la dificultad de los seres humanos para manejar las relaciones interpersonales.

¿Qué libro me recomiendas?

5. Mira películas o series de televisión

El apocalipsis zombie en este momento lo evitaría y preferiría concentrarme en algo divertido o fantástico.

Entre las últimas series de televisión que logré ver en mi tiempo libre recomiendo:

«El Brujo»

Hay elfos, humanos, orcos y otros seres mágicos en un mundo donde la convivencia es dura y siempre en precario equilibrio.

Henry Cavill, el actor que ya había interpretado a Superman, cae bien en el papel del misterioso protagonista que debe afrontar diversos desafíos.

De momento existe la primera temporada que consta de 8 episodios.

Pero la secuela debería salir pronto … sí, lo sé, el objetivo ideal son los niños, ¡pero no me importa en absoluto!

«Carnival Row»

En una ciudad neo-victoriana, los humanos se encuentran junto a criaturas mágicas que han huido de sus hogares debido a la guerra.

Orlando Bloom y Cara Delavigne son los protagonistas de esta serie de televisión en la que nada se deja al azar, desde los detalles de la ropa hasta las referencias celtas.

El primero interpreta a un policía que intenta resolver una serie de asesinatos de hadas y el segundo es un hada.

Sus vidas se entrelazan en el pasado y se encuentran en el presente dando vida a una hermosa historia de amor.

Agradable de ver aunque, a veces, un poco aburrido (especialmente para Orlando, que es mono expresivo).

«Pequeña mujer»

Nueva versión del libro de Louisa May Alcott de Greta Gerwig.

Es la historia de cuatro hermanas: Jo, Meg, Beth y Amy.

Estamos en Concord, Massachusetts en 1861. A partir de aquí se desarrollan varios episodios sobre las vidas muy diferentes de los cuatro protagonistas.

Un clásico que siempre logra calentarme el corazón, porque me recuerda a mi infancia y la ilusión con la que había leído el libro una y otra vez.

Si es el primer hijo, tendrá más tiempo para distraerse. Personalmente, con dos niñas pequeñas he dejado de lado el maratones de series. Pero si quieres proponerme una serie te prometo que me la firmas 😉

6. Pruebe algunas delicias culinarias

En el frenesí de la rutina de nuestros días pre-covid-19, el tiempo para dedicarnos a los experimentos caseros en la cocina era muy poco.

Demasiado ocupado entre el trabajo, la casa y quizás otros niños para manejar.

Ahora, mimados por el cálido abrazo de nuestro hogar, podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación.

Mi familia y yo nos dedicamos a preparar un delicioso pastel de manzana el sábado.

¡Fue un éxito!

Mi hija mayor tenía un bigote muuuucho largo por probar la masa.

Nos divertimos mucho y fue un gran momento para compartir.

Otra cosa que nos gusta preparar es la pizza.

Pasamos horas divertidas amasando, rellenando y comiendo juntos. 🙂

7. Prepare un caldo de comidas preparadas.

Es hora de pensar en cuándo sostendrá a su cachorro en sus brazos y tendrá otras prioridades como resultado.

El tiempo disponible para cocinar será menor y tener un suministro en el congelador te ayudará mucho.

Tartas saladas, salsas de carne o verduras, pasta fresca: ¡consiéntase todo lo que pueda!

Verá que más tarde se alegrará de haberlo hecho.

8. Arregle los gabinetes y elimine lo superfluo

¿Cuántas veces al abrir tu armario has pensado en hacer una buena limpieza y luego te rendiste?

¡Supongo que millones! Ahora no tienes más excusas para echarte atrás.

Deshazte de todo lo que ya no uses.

Haga dos cajas: una con el material que ahora se va a tirar y otra con la ropa que se puede usar, porque aún está en buenas condiciones.

El segundo lo puedes donar a alguna asociación que atienda a las personas más necesitadas.

Siempre hago esto y estoy muy feliz de poder ayudar a alguien menos afortunado que yo con un pequeño gesto mío.

9. Disfrute de los mimos con su pareja

No puedes perderte momentos de intimidad con la persona que amas y con la que has decidido emprender el maravilloso viaje que te llevará a ser padres.

Cuidarnos unos a otros es fundamental para luchar juntos contra el estrés que se crea en nuestro interior debido a este maldito virus.

La oxitocina que libera tu cuerpo tras recibir un fuerte abrazo o un beso o una caricia es un arma muy poderosa.

Y mucho menos después de un masaje relajante o después de hacer el amor.

Verás cómo te sentirás bien, fuerte y satisfecho.

10. Lleva un diario

Poner nuestros pensamientos y emociones en un papel nos ayuda a procesarlos mejor y comprenderlos más profundamente.

En un período histórico tan particular, lleno de incertidumbres sobre el futuro, es un gesto muy significativo hacer un seguimiento de lo que sientes.

Podrás afrontar tus miedos con más claridad y mayor conciencia.

Y tú, ¿tienes alguna otra sugerencia sobre cómo aprovechar al máximo este período? Escríbemelas en los comentarios.

¡Buen viaje y un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *