Yoga y embarazo: posiciones prohibidas

Yoga para grávidas e gravidez: 10 posições proibidas

Hacer ejercicios de yoga durante el embarazo es muy beneficioso porque te permite mantener tus músculos flexibles, lo cual es muy importante cuando prepararse para el parto, le ayuda a aliviar cualquier malestar que pueda sentir, como mareo, o dificultad para respirar, y le permite mantener su mente más serena y pacífica.

Asanas contraindicadas en yoga para mujeres embarazadas.

Las más recomendadas e inscribirte en clases de yoga prenatal, es decir, yoga para embarazadas.. Sin embargo, si no tienes esta opción, puedes matricularte en un centro de yoga convencional y tu profesor podrá adaptar las posiciones a tu estado.

Si bien puede resultar sorprendente, Hay muchas posiciones de yoga o asanas que se deben evitar durante el embarazo, ya que pueden ser contraproducentes.

Entre las posiciones no aconsejadas durante el embarazo se destacan aquellas que implican un mayor esfuerzo. Durante los nueve meses de embarazo se debe practicar yoga de forma suave y pausada, adaptando las diferentes posturas al cuerpo de la futura mamá sin forzarte ni lastimarte.

En seguida te mostramos los ejercicios de yoga para embarazadas que deben evitarse. ¡Tomar nota!

Somos un negocio operado y de propiedad familiar.

Las torsiones

Muchas de las posiciones o asanas que se practican en el yoga requieren ciertas torsiones en distintas partes del cuerpo: abdomen, espalda, piernas, cabeza, etc. Aunque algunos de ellos se pueden realizar durante el embarazo, las llamadas torsiones profundas están contraindicadas, ya que pueden comprimir los vasos sanguíneos y los nervios conectados al útero.

1

Las torsiones

Muchas de las posiciones o asanas que se practican en el yoga requieren ciertas torsiones en distintas partes del cuerpo: abdomen, espalda, piernas, cabeza, etc. Aunque algunos de ellos se pueden realizar durante el embarazo, las llamadas torsiones profundas están contraindicadas, ya que pueden comprimir los vasos sanguíneos y los nervios conectados al útero.

Torsiones de espalda

Este tipo de torsión puede ser contraproducente para las mujeres embarazadas que ahora están comenzando a practicar yoga, ya que pueden no tener una espalda muy flexible. Sin embargo, si ha practicado yoga antes, probablemente pueda continuar practicando las torsiones de espalda siguiendo las instrucciones de los profesores. Se debe prestar atención al riesgo de padecer diástasis abdominal si se estira demasiado.

2

Torsiones de espalda

Este tipo de torsión puede ser contraproducente para las mujeres embarazadas que ahora están comenzando a practicar yoga, ya que pueden no tener una espalda muy flexible. Sin embargo, si ha practicado yoga antes, probablemente pueda continuar practicando las torsiones de espalda siguiendo las instrucciones de los profesores. Se debe prestar atención al riesgo de padecer diástasis abdominal si se estira demasiado.

Apoyado en la espalda (vela)

Las asanas que requieren apoyo en la espalda están contraindicadas a partir del segundo trimestre del embarazo. Las razones: pueden agravar el dolor lumbar, provocar ácido estomacal y elevar la presión arterial. El profesor o profesor de yoga podrá indicar qué posiciones realizar en lugar de estas.

3

Apoyado en la espalda (vela)

Las asanas que requieren apoyo en la espalda están contraindicadas a partir del segundo trimestre del embarazo. Las razones: pueden agravar el dolor lumbar, provocar ácido estomacal y elevar la presión arterial. El profesor o profesor de yoga podrá indicar qué posiciones realizar en lugar de estas.

Trabajo abdominal

Durante el embarazo, su vientre crece gradualmente a medida que el feto crece por dentro. Por ello, es una zona especialmente delicada de tu cuerpo que debes proteger durante la práctica del yoga. Todas las posiciones que requieran trabajo abdominal están prohibidas durante el embarazo. Pide a tus profesores que te indiquen cómo puedes trabajar esta zona de tu cuerpo.

4

Trabajo abdominal

Durante el embarazo, su vientre crece gradualmente a medida que el feto crece por dentro. Por ello, es una zona especialmente delicada de tu cuerpo que debes proteger durante la práctica del yoga. Todas las posiciones que requieran trabajo abdominal están prohibidas durante el embarazo. Pide a tus profesores que te indiquen cómo puedes trabajar esta zona de tu cuerpo.

Las curvas pronunciadas

Las asanas que requieren curvas pronunciadas pueden provocar una disminución de la circulación en determinadas partes del cuerpo, lo que sería contraproducente durante el embarazo. Todas las curvas que hagas al practicar yoga prenatal deben realizarse con fluidez y precisión.

5

Las curvas pronunciadas

Las asanas que requieren curvas pronunciadas pueden provocar una disminución de la circulación en determinadas partes del cuerpo, lo que sería contraproducente durante el embarazo. Todas las curvas que hagas al practicar yoga prenatal deben realizarse con fluidez y precisión.

Las posiciones boca abajo

Evidentemente, las posiciones boca abajo están contraindicadas en las prácticas de yoga durante el embarazo, ya que la barriga no puede apoyarse en el suelo ni soportar ningún tipo de peso.

6

Las posiciones boca abajo

Evidentemente, las posiciones boca abajo están contraindicadas en las prácticas de yoga durante el embarazo, ya que la barriga no puede apoyarse en el suelo ni soportar ningún tipo de peso.

Las posiciones invertidas

También por motivos de circulación, las posiciones invertidas, como el alfiler o el camello, están prohibidas durante el embarazo. Es un tipo de postura que requiere mucha práctica para evitar lesiones. De hecho, al realizar estos ejercicios de yoga sin estar embarazada, los profesores suelen ayudar a las personas que no pueden permanecer boca abajo sin perder el equilibrio y sin forzar el cuello, la cabeza y la espalda.

7

Las posiciones invertidas

También por motivos de circulación, las posiciones invertidas, como el alfiler o el camello, están prohibidas durante el embarazo. Es un tipo de postura que requiere mucha práctica para evitar lesiones. De hecho, al realizar estos ejercicios de yoga sin estar embarazada, los profesores suelen ayudar a las personas que no pueden permanecer boca abajo sin perder el equilibrio y sin forzar el cuello, la cabeza y la espalda.

Posiciones que requieren un esfuerzo extraordinario

El objetivo del yoga durante el embarazo es permitir que la futura madre se mantenga flexible, ayudarla a prepararse para el parto, aliviar el dolor muscular, como el dolor de espalda, y reducir el estrés y la ansiedad. Entonces, debes tomar nota de algo muy importante: ¡toma tus clases con tranquilidad! Cada uno va a su propio ritmo y, si en tu caso necesitas descansar durante la sesión o no te apetece practicar una posición en particular (aunque esté permitido) da tu consentimiento para hacerlo.

8

Posiciones que requieren un esfuerzo extraordinario

El propósito del yoga durante el embarazo es permitir que la futura madre permanezca flexible, ayudarla a prepararse para el parto, aliviar el dolor muscular, como el dolor de espalda, y reducir el estrés y la ansiedad. Entonces, debes tomar nota de algo muy importante: ¡toma tus clases con tranquilidad! Cada uno va a su propio ritmo y, si en tu caso necesitas descansar durante la sesión o no te apetece practicar una posición en particular (aunque esté permitido) da tu consentimiento para hacerlo.

Respiraciones largas

Aprender a respirar correctamente es fundamental durante el embarazo. En este sentido, el yoga puede enseñarle a realizar respiraciones largas y profundas. Sin embargo, algunas posiciones requieren respiraciones más largas de lo habitual, lo que no se recomienda. Debes consultar a tus profesores para saber cuáles evitar.

9

Respiraciones largas

Aprender a respirar correctamente es fundamental durante el embarazo. En este sentido, el yoga puede enseñarle a realizar respiraciones largas y profundas. Sin embargo, algunas posiciones requieren respiraciones más largas de lo habitual, lo que no se recomienda. Debes consultar a tus profesores para saber cuáles evitar.

Bikram yoga

Es un tipo de yoga que se practica en una habitación con una temperatura de 40-42 grados. El bikram yoga está totalmente prohibido durante el embarazo, ya que podría causar deshidratación y problemas de salud, tanto para ti como para el bebé en desarrollo.

10

Bikram yoga

Es un tipo de yoga que se practica en una habitación con una temperatura de 40-42 grados. El bikram yoga está totalmente prohibido durante el embarazo, ya que podría causar deshidratación y problemas de salud, tanto para ti como para el bebé en desarrollo.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *